CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

Ofelia (…del sueño, la muerte y la imaginación)

Haz clic aquí para descargar el libro completo de relatos.

Lee a continuación un extracto de este relato:

… ante semejante fulgor interno me quedé parado y absorto, nítidamente ingrávido, como en el vacío. Recuerdo que, al abrir los ojos, sentí incluso la molestia de la esquina de la  casa porque, con sus aleros, me ocultaba una parte de la estrella/sol. Sin embargo, conseguí elevar la esquina sin problemas y el sol volvió a aparecérseme más blanco y decidido, más alto incluso, más deslumbrante. Aquello hizo que recordara las brumas que, cual serpientes de humo, solían ascender sobre el río y las praderas a lo largo del verano, aquellas nieblas que emergían al cielo cuando me levantaba temprano para ir a pescar y éste mismo sol las devoraba con incontables hogueras e introduciendo chispas por entre los árboles, por las corrientes del río, por terraplenes y desquicies del aire. Busqué entonces y puse en perspectiva el perfil de los días, y todos, con sus mañanas respectivas, uno a uno se me fueron haciendo presentes y nítidos, olorosos y cálidos, cada cual con su identidad precisa, con su propio membrete y leyenda, enunciando quiénes eran, cómo habían salido de la noche y cómo habían discurrido a lo largo de  su encarnación en éste nuevo tiempo desde el principio o conformación del mundo…
Los estuve observando y escuchando ensimismado porque no tenía costumbre de ver ni oír a tantos días con su peculiarísima luz, ni tampoco con sus veranos juntos, con sus voces distintas y sus acontecimientos discurrir. Y durante unos instantes, exaltado como estaba, me olvidé de Ofelia por completo. Y la olvidé, digo, porque no tenía conciencia cierta de cuánto podría tardar en traer su recuerdo y recomponerlo, darle otro valor y hacerlo más vivo en mí, más necesario y útil en función de mis internas búsquedas.
Pero, cuando conseguí recuperarlo, pude comprobar…

[… ante semejante fulgor interno me quedé parado y absorto, nítidamente ingrávido, como en el vacío. Recuerdo que, al abrir los ojos, sentí incluso la molestia de la esquina de la  casa porque, con sus aleros, me ocultaba una parte de la estrella/sol. Sin embargo, conseguí elevar la esquina sin problemas y el sol volvió a aparecérseme más blanco y decidido, más alto incluso, más deslumbrante. Aquello hizo que recordara las brumas que, cual serpientes de humo, solían ascender sobre el río y las praderas a lo largo del verano, aquellas nieblas que emergían al cielo cuando me levantaba temprano para ir a pescar y éste mismo sol las devoraba con incontables hogueras e introduciendo chispas por entre los árboles, por las corrientes del río, por terraplenes y desquicies del aire. Busqué entonces y puse en perspectiva el perfil de los días, y todos, con sus mañanas respectivas, uno a uno se me fueron haciendo presentes y nítidos, olorosos y cálidos, cada cual con su identidad precisa, con su propio membrete y leyenda, enunciando quiénes eran, cómo habían salido de la noche y cómo habían discurrido a lo largo de  su encarnación en éste nuevo tiempo desde el principio o conformación del mundo…

Los estuve observando y escuchando ensimismado porque no tenía costumbre de ver ni oír a tantos días con su peculiarísima luz, ni tampoco con sus veranos juntos, con sus voces distintas y sus acontecimientos discurrir. Y durante unos instantes, exaltado como estaba, me olvidé de Ofelia por completo. Y la olvidé, digo, porque no tenía conciencia cierta de cuánto podría tardar en traer su recuerdo y recomponerlo, darle otro valor y hacerlo más vivo en mí, más necesario y útil en función de mis internas búsquedas.

Pero, cuando conseguí recuperarlo, pude comprobar…]

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.