CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

Yosel

Quien se levanta temprano en busca de la sabiduría,

no tendrá que ir muy lejos para ello,

porque la encontrará sentada ante su puerta

———————————————————————————
– Dedico este libro con cariño a mi

tía Geli, que siempre lo ha esperado –

———————————————————————————

EXTRACTO DE “YOSEL”

1 – Ceremonial de la ortodoxia

2 – De los hijos de Caín

3 – Creación

4 – Debate con la eternidad

5 – Elegía para mí mismo

6 – Juicio

7 – La enfermedad de Orión

8 – Suceso en la mañana

9 – Vertebración

10 – Otoño en el bosque

11 – Guerra viva

12 – Carácter

13 – Meditación

14 – Elogio del propio descubrimiento

15 – Memoria de las interacciones

16 – Los que coséis y sostenéis mi vida

17 – Segundo canto por la alegría

18 – Frío

19 – Ruina

20 – Estío

21 – Noviembre

22 – Tercer canto por la alegría

23 – Del sol de diciembre

24 – Contemplación del puerto de Santurtzi

25 – Suburbios

26 – Piedras

CEREMONIAL DE LA ORTODOXIA

… día a día me he levantado y he tocado la soledad y el dolor, el pus, la tos

y la niebla del cielo;

                                   … y no sé si voy a morirme así,

con esta parquedad o atonía moral,

con esta ligereza anónima con que vuela el olvido sobre el amor,

o frente a este banal esfuerzo por conquistar un grito de consciencia

bajo el rito litúrgico del mundo;

… ésta, ésta ha sido y es la sed que me diluye,

la que me hace errar y errar no sólo a través de horas y años,

sino de este mirar con que intento asombrarme y curarme esta herida

que sólo me instituye postrado y destruido;

… me muero sin remedio por designio del silencio,

sometido al asedio de estos pocos sentidos que a las sienes me tiran

tempestades de arena;

… ah, si percibís que os miente la luz, sabed y creed que hay otra luz,

que hay otra institución con que emprender la edad de este tiempo domeñado y civil,

creedlo abierta y profundamente;

… hoy – y cual todos los días –

me observaré después de este momento de alumbre y de sigilo;

será un honor reconocer que vivo.

———————————————————————————

DE LOS HIJOS DE CAÍN

… en batalla abierta frente a dogmas con sus aros de hierro,

cogeré mi miedo y mi desesperación,

– y el llanto de la noche última –

y saldré a buscar

la luz,

la libertad,

arrancaré a la muerte su poder,

– las purísimas rosas de nuestros dioses heridos –

y os entregaré cantando mi espíritu,

mis cuerpos y mis fuerzas;

… sobrada opacidad ha habido, demasiado temblor

y gestas y exterminios contra el don de los ojos:

esa mirada que guarece y salva al ser, sus ruinas y sus resplandores;

… he de instruirme en esta profesión de hollar en cada instante un río,

un quiebro de agonía, un mar invertebrado y vivir;

… éstos son los cielos que instituyo ahora,

que una brizna de hierba prende fuego en mi boca.

———————————————————————————

CREACIÓN

… pobre, desnudo y ciego llego y llamo a la puerta de mi cuerpo;

¿ … y no he de salir de entre huesos y sangres,

de entre densas nieblas donde me cruje la vida

y siento un grito de angustia

rebelándose ?

…. entro y, por los oscuros suburbios en que habito,

toco y bebo y me alimentan mis sombras,

mis soles caídos, la escasa fuerza del ser:

el calor que tengo;

… más que dolor, es un frío terrible el que me cruza;

pero soy un hombre ¿ no soy un hombre, no lo soy ?

¿ … acaso no froto oscuridad y oscuridad y hueso contra hueso

para encenderme y construir mi dios y mis hogueras aunque haya de morir ?

… porque si somos dioses ¿ no he de volver y volver

para resembrar mis trigos y diseñar alondras y emblemas por mi alma ?

¿ no he de lavar las sombras y desterrar este temblor,

esta ansiedad abyecta y vieja con que venimos los hombres

a nuestro bastión de tierra ?

… pero, aunque el cuerpo muera y el frío sea terrible,

¿ no veis en mis manos, en mi ceguera y angustia algo cierto ?

decidme ¿ no veis alguna luz… ?

———————————————————————————

DEBATE CON LA ETERNIDAD

… aquí se lucha día a día, y minuto a minuto y miembro a miembro se muere,

e internamente un fuego, una creación deviene en daño, y libertad,

y conocimiento;

[… y palmo a palmo y miedo a miedo cruje,

chirría el infinito por un instante

y se va]

¡ … nadie, nadie sabe cómo engendran dolor y amor estas fuerzas,

esta eclosión de vida buscándonos y ungiéndonos,

resucitándonos… !

… y surgimos,

y es un nacimiento a otra luz, a otra nueva edad, y a un silente

– pero tenso y duro –

pacto con la muerte para poder volver.

———————————————————————————

ELEGÍA PARA MÍ MISMO

… estoy mirando

con los ojos de Orión en sus abismos

y en su frente provoco tormentas de razón y de tormento,

y sinfonías, y llantos, conflictos y torrentes planetarios;

… he cruzado su sangre tantas veces,

que es difícil contener la tristeza

por los pozos heridos de su alma;

…yo sé que se levanta

y me encierra en los ojos y a solas me interroga,

y que soy entonces como un extraño amante

junto al golpe terrible de su corazón;

… soy un poco de Orión hollándose

y en él mismo doliéndose;

aquí, aquí soy y es: donde oculto su sed con mi sed habitada.

———————————————————————————

JUICIO

… las columnas rojas se incendian

y el corazón se entrega y descoyunta con los albores

primeros de su muerte;

… frente a frente es el juicio de la luz

y de la sangre, y están a prueba las horas,

las fuerzas habitantes y los huesos;

[… quiero lavar los pies del reino,

los vuestros,

los realmente poderosos,

los que sobre sí mismos me elevan

para incendiar y ver arder mi casa]

… y ya,

exhausto de dolor, desnudo y pobre,

a mi casa quemada os convoco e invito.

———————————————————————————

LA ENFERMEDAD DE ORIÓN

… toda

mi sabiduría

es

un hombre

celebrando el ser en sus múltiples cuerpos de dolor

y la autoría del tiempo destruyéndolos;

… cuando hallé

las rosas pervertidas

y la luz del Edén aprisionada,

y los huesos, los labios y los gritos duros como el diamante,

fue en mí la enfermedad de Orión:

saber por qué se muere;

… que comiencen ahora las horas,

que alguna vez, del árbol de la ciencia,

podré librar los gritos, los labios y los huesos;

[… ah, me libre Dios, también, de las palomas]

———————————————————————————

SER DE AIRE

… sean en ti las floraciones de la misericordia

y tengas tú – y lo cobijes siempre –

el pan,

la prenda de los dioses, la resurrección que da

la luz;

… la sinfonía

tuya encienda todo y lo amanezca:

la eternidad, el fuego protector,

el agua;

… pues allí, donde las nieblas,

¿ no hicimos de la luz futura la flor de la paciencia ?

¿ no soñábamos esto acaso en la espesura aquélla,

la del arco tan alto ?

… mira en la fragua qué dolor,

qué semilla de brasas, qué llama azul

contiene la ambición del cielo, mírala y contémplala;

… porque, si ser de hombre ya no es merma,

¿ quién llegará a las nubes, quién ?

… oh fuerzas,

sacadme esta esperanza al vuelo,

tocad la sangre mía, alborotadla, hacedla hirviente

y dejadla libre en tierra, que hierba y viva,

que busque el aire.

———————————————————————————

SUCESO EN LA MAÑANA

… hoy, sin saberlo, ha venido entre mis ropas el ángel de la muerte;

… saltaron los perros a mi mesa

y mordieron los papales, los teléfonos;

quebraron la luz de la mañana y el rocío, y todo mi universo

– el que acoge y reconforta los goznes de la vida –

cayó sobre sus ejes de náufragos y ángeles;

… cualquier intensidad acerca del dolor

fue cierta y ocurrió temprano, excesivamente pronto:

cuando hombres y relojes sucumben a las horas

y al vuelo incontenible de la libertad.

———————————————————————————

VERTEBRACIÓN

… anda, hijo,

entra y negocia con la muerte;

… tenemos, hijo, que ganar,

tenemos que adentrarnos, ver dónde se agrietan los puentes de la vida

y saber por qué las fuerzas y las iluminaciones caben todas

en una gota de agua;

… hijo,

tenemos que arrancarle a la muerte un día, un instante, un latido,

construir la luz de un sol y después seguir,

seguir frente a la hoz, frente a la noche espesa y alumbrarnos, vernos,

comprender qué es este ser que está muriéndose

sin más brazos que la amnesia del mundo y la atrocidad

del frío;

… hijo mío, no es fácil, no, y nunca lo será;

pero ten y llévate mis fuerzas:

el fuego de mis brasas y el agua virgen de mi corazón.

———————————————————————————

OTOÑO EN EL BOSQUE

… tras el vuelo sublime de sus sangres,

el bosque suena herido;

¿ será el rumor de la vida que huye

o el aliento con que brota en las hojas

la luz que queda… ?

¿ también esto es el año… ? ¿ tanto había… ?

… ya veis, me asombra y asusta la belleza porque no la conozco,

¿ cómo, si no, esta extraña forma de aventar la labor del tiempo

y este resplandor que bajo el cielo se abre ?

… pero, a pesar del velo del asombro,

¿ no huele el aire a ternura acaso, a fe, a renovación y a no estar solos ?

… ¿ y no habrá oculto un dios o una alegría extraordinaria, pues que vivo,

y por los hondos atrios de mi alma voy cantando ?

———————————————————————————

GUERRA VIVA

… esta intuición de libertad,

¿ de dónde viene,

quién me la trajo ?

… oh luz, oh llave exacta de mi drama profundo,

descúbreme a la obra de mis inundaciones,

el adecuado rito de tu conocimiento

y tráeme a la fecundidad de mi guerra terrible;

¿ … cómo podré – sino con luz y guerra vivas –

instruir una ley de esperanza

si la levedad toca al hombre de mi corazón ?

… me encuentro a cada instante con esta ingravidez del vuelo,

con esta inercia pronta a la partida, desmembrado como un viento

de marzo;

… aunque, a pesar de todo,

como si el miedo y la premura pudieran contener mi vida.

———————————————————————————

CARÁCTER

… Madre de agua,

no me llames para los claustros, ni para el olvido,

y no, no para herir al viento ni gangrenar la tierra;

… Madre, para la vida, llámame;

por la eternidad – y aunque no tenga nombre – búscame,

que quiero el verdor del aire;

… Padre de fuego,

libértame en tus brasas, en la luz de tu llama déjame prenderme,

que vengo para todas las muertes y resurrecciones;

… los hijos de Caín contamos alma por desastres y auroras por amantes;

es nuestra sed de fuego, la hoguera con la luz y el movimiento,

sueños vivos abriéndoles los cántaros

a las diosas que guardan los óleos sagrados del rocío;

… Padre y Madre, paras las rosas no me neguéis la vida,

y con mis trozos de dios y hombre, mojados y encendidos,

volvedme y rehacedme;

¿ … no veis que tengo el agua y en mi sed la lumbre ?

¿ … no veis que, cual brasa ardiente, se los arrebato al cielo ?

¿ no veis que al asalto entro y de él tomo el Amor ?

MEDITACIÓN

… este verano de mis muchas edades, de mis muchas dimensiones,

– y consolador sereno de mi vida –

ha pasado y pasa abriendo remansos e invioladas cancelas,

recintos ya sombríos donde tuve la memoria

una vez tan sólo;

¡ …ah, cuánto estamento la luz ha derribado buscándome esta tarde !

[… hay cierta extrañación y recelo hacia mí mismo,

sutiles rebeldías frente a la edad en que el rubor cubría la edad y las cerezas]

… oh contemplación, oh conocimiento, que bajas a las sombras y lo embelesas todo,

oh tarde con sol nuevo y gorriones que huyen como linderos móviles del alma,

¿ por qué estáis aquí y cuál es la ley que esgrime este instante tan sutil y hondo, tan breve y poderoso… ?

———————————————————————————

ELOGIO DEL PROPIO DESCUBRIMIENTO

[… se duelen, alucinan por mi cuerpo

y resplandecen, vibran y lloran como amantes,

y se despeñan y abrasan con la esbeltez y dardo de la infelicidad]

… vivientes, vivientes son las fuerzas que autorizan el corazón;

¿ … puedes oírlas tú, ser mío, puedes oírlas ?

¿ … no abren arboledas y ríos y ternuras

aquí, bajo la piel, en los pulsos,

o te incendian y apagan, tirándote al suelo como un escalofrío sin dolor ?

… si es así ¿ por qué, por qué tiemblas ?

… muéstrate abiertamente como el señor del mundo

al describir su voz;

… adéntrate, pues, en tus muros y lluvias, en la hebra voraz de tus enredaderas

y grita como un hombre-pájaro o mujer-pájaro, pero grita y grita hasta ser consciente

de que el cielo te teme y ama; entonces estarás a salvo;

dime ¿ … has entendido quién eres ?

———————————————————————————

MEMORIA DE LAS INTERACCIONES

… acaso esta mañana de mi vida, sensual y tibia,

alta y clara sobre el trigo maduro del crepúsculo,

– acaso, digo –

no guarde más que brillos de pájaros y soles;

… o acaso de este instante quede sólo un ruego,

una ocasión ilusionada de amar,

un pálpito en la paz que alguna vez detenta el corazón y lo devora;

… y ya, mortal y a salvo,

nada impida admirar – junto al sol del estanque –

el poso de la luz y el fin del tiempo.

———————————————————————————

LOS QUE COSÉIS Y SOSTENÉIS MI VIDA

… cortos e inciertos son mis pasos:

piso en la sombra, en la inmensidad que dan las piedras

que viven y se mueven,

subo y bajo escaleras sin baranda ni escalones,

dudo;

…a veces caigo y, herido,

quedo inconsciente [… y resucitar

no es fácil, la luz ¿ quién la regala ?]

… lo he oído a vagabundos y ladrones de desiertos,

a mensajeros, a dueños de serpientes y dragones;

… por eso voy despacio, por eso busco ayuda

y sé que una cerilla es grande,

por eso es confortable saber que estáis ahí vosotros, mis amigos,

los que a diario coséis y sostenéis mi vida.

———————————————————————————

SEGUNDO CANTO POR LA ALEGRÍA

… y nadie, nadie sabrá nunca lo ocurrido

cuando pasó la muerte devastándome, y ya, con celo y desmesura,

fue mi cuerpo un témpano decrépito de huecos y silencios;

… porque llevo mi muerte

por la calle

y no puedo colmar dos gritos de tristeza;

… aun así, lejos, muy lejos, en mi íntima estancia, recuerdo la alegría:

aquel poder sublime que llenó mi sangre de rosas inmortales;

… conservadla, lucidla ahora, aquellos que venís con los brazos en alto.

———————————————————————————

FRÍO

… a las dos de la tarde

la niebla me acosa brutalmente, me golpea,

me hiela;

… intento resistirla cubriéndome la cabeza

y los ojos:

las brasas con que vivo;

… hoy no saldrán los ángeles del cielo

ni medrarán tampoco el sol, los musgos ni el canto de la urraca;

… nada ni nadie quiere salir a la intemperie

y morir;

hace frío, mucho frío.

———————————————————————————

RUINA

… cuando intuí la luz, cuando la intuí y la quise,

bien creí que podría consistir en ir, asomarme a ella

y recibirla, y ya, ahíto de poder y en su virtud a salvo,

gozar y tener la eternidad resuelta y redimida;

¡ …mas nadie, nadie ha visto mis valles desolados,

mi casa, mi atuendo de vida

cayéndose, desnudándome al frío

de noches profundas o bajo amaneceres pálidos

y rígidos como la muerte !

… y si la ruina ha sido grande

– y el dolor lo ha sido-

un calor, un aire nuevo y tibio llegó

bajo una incipiente y sin embargo progresiva, serena y limpia luna triste;

… conservaré estas cosas por si la ruina vuelve.

———————————————————————————

ESTÍO

… te he esperado por las noches de agosto,

cuando la luna prende los viñedos del cielo

y las uvas celestes centellean y bailan;

cuando Eolo sumerge la estación en fragancias

y los senderos se embriagan con moras y tomillo;

… te he esperado a la lumbre de las manzanas rojas,

cuando las higueras rebosan azúcares y néctares

que agrietados higos con deleite rezuman;

… te esperé hasta el fin desesperadamente,

cuando agosto se henchía con fulgores y ubres

y en sus venas guardaba el panal más excelso:

esta ebriedad, palpitante y plena, con sus horas divinas.

    ———————————————————————————

NOVIEMBRE

… siempre quise iniciarme en esta luz de noviembre,

sentir el aire tibio discurrir por la jara,

descifrar la conciencia del año, la de la brevedad,

saber cómo se incendia el color y cómo ha sido y es

que de pronto la sombra no existe, ni el hambre, ni el miedo,

pero sí noviembre pasando, deslizando sereno

sus rescoldos de lumbre, su ambrosía de yerbas y agua,

lo indescriptible del mundo, el vuelo del sol, la contemplación…

———————————————————————————

TERCER CANTO POR LA ALEGRÍA

¡ … si con la reja de sangre y el arado de fuego

lograra llegar al corazón

y surcando en sus tierras cultivar la alegría !

… y si después hubiese fiesta

y un viento jubiloso derramase en las calles

este hallazgo mío – la dicha del hombre,

la vida sola – ¿ quién no viviría ?

¿ quién no saldría a buscar oro puro y, encontrándolo,

no hollaría su propio corazón para seguir viviendo,

¿ quién, quién no ?

———————————————————————————

DEL SOL DE DICIEMBRE

… aquí no me toquéis;

no,

aquí no;

… bajo el son del mundo dejadme este verdor crecer

y que siga la sal, y la tarde;

… no, aquí no me toquéis, que tengo que aguardar

a la flor

del almendro;

… para ser de manzana no hacen falta diciembres,

ni martirios, ni borrascas, ni altares;

… ser de hombre, ay de mí,

significa que he de hallar la fuente,

y, bebiendo, acallar los rumores del agua y la flor que persigo;

… no, no;

aquí no me toquéis.

———————————————————————————

CONTEMPLACIÓN DEL PUERTO

DE SANTURTZI

… ya es diciembre; pero esta mañana azul y cálida,

cubierta de gorriones y gaviotas, se detiene en el puerto inusitadamente;

como si este armazón de muelles y grúas, de barcos y graneles,

la hubiera prendado, y ya, suelta y libre, fuera del tiempo,

anduviera de acá para allá no de fiesta, sino de luz, de consuelo y brazo

para la vida;

… yo, desde aquí, tras los cristales,

la estoy mirando como quien descubre la inmensidad

y queda desamparado y roto por su pequeñez;

[la alegría del ser y su alucinación primera,

la increíble sorpresa de su descubrimiento]

… pero a pesar de todo, y aunque la mañana exista y alumbre

tanto cielo y cubra los muelles, mi ventana y el mar,

yo sé que estoy aquí, detrás, sintiéndola, con un leve temblor

por poder mirar y saberme vivo.

———————————————————————————

SUBURBIOS

¡ … ayudadnos, ayudadnos, hermanos !

… cantad para que la tos no nos mate,

para que nos vuelva a llover pronto

y nos mane la fuente en la peña el año que viene;

… hermanos, aquí no hay poder ni dinero,

aquí hay hombres y mujeres de paro y de subsidio,

de corazón blanco y corazón negro,

aquí está la luz dura, la que vais dejando para nosotros,

los esclavos de la ley y la guerra;

¿ … recordáis Ruanda y Sbrénica y ahora Darfur ? no, los habéis olvidado;

de igual modo nosotros seguiremos aquí, bajo estos tenderetes

implorando auxilios, y siendo extraños y tosiendo siempre,

y, ello, aunque muramos secos o desesperados y todos los días;

lo sé, pues continuará ocurriendo aunque cantéis, y la tos, subsidiada y mártir,

de repente nos deje; aun entonces seguiremos muriendo sin cesar;

… pero a pesar de todo, cantad hermanos, cantad todos los días, cantad, cantad;

no, no dejéis de hacerlo.

———————————————————————————

PIEDRAS

… las piedras de hombre son duras;

no alces la voz, observa y calla,

dale al cincel, camina;

… la luz no viene sola,

no entra por puertas cerradas

no llora;

… la luz se interioriza, piensa,

se levanta y ocasiona otra luz,

sabe;

… pero estas piedras que gritan

y son piedras ¿ cómo lustrarlas y verlas

claras como el diamante,

o cómo abrirlas y no caerse

por los chorros de luz que las diluye ?

¿ … pero sobre todo, cómo, cómo ser de hombre luego

para seguir ?

 

 

 

 

= = =

6 comentarios »

  1. Resulta extraño. Cada vez que aparece un poema en el foro, entro en su blog y me abruma.Leo algunas cosas y me marcho.
    Hoy para que conste que he pasado, dejo mis elogios hacia su poesía. Sublime.

    Comentario por carmen — 24/08/07 @ 10:20 am | Responder

  2. … Carmen, no es nada,amiga; creo que todos trabajadmos lo que podemos por poder ofrecer un trabajo lo más digno posible, y en ese empeño estamos muchos comprometidos ¿ … no es verdad ? nos seguiremos leyendo, debemos saber qué hay en el mundo; gracias por tus palabras y un saludo muy cordial; o. de panthoseas

    Comentario por oriondepanthoseas — 24/08/07 @ 10:45 am | Responder

  3. una poesia emocionante; por cierto, nombras Santurtzi, mi madre y familia materna es de alli (aunque dicen Santurce)

    un abrazo

    javi aguirre

    Comentario por javier aguirre — 14/11/07 @ 2:33 pm | Responder

  4. … Javi, Santurtzi, o Santurce, tiene 34 años de nuestras vidas, y ha sido y es un honor; gracias, amigo, por tus palabras; orión

    Comentario por oriondepanthoseas — 14/11/07 @ 4:16 pm | Responder

  5. Ha sido un gran placer conocer su obra. Gracias por compartir su arte.
    Un saludo cordial

    Jeniffer
    http://www.poetario.blogspot.com

    Comentario por Jeniffer Moore — 07/02/08 @ 6:52 pm | Responder

  6. ..Por acá dejo mi impronta nuevamente, leyendo estos versos que aúnque me encantaron, uno me detiene.El último, en mí, curiosamente fue el primero.
    ¿Qué hace una piedra en el camino de Orion?
    Nada, como el mismo, que tal parece contiene el todo.

    Estimado Orion, voy por este nivel leyendo.Tu poesía me hace pensar en demasía.
    Luego de la piedra aquella, seguiré avanzando para observar tu camino de poeta.

    Un abrazo sincero

    Comentario por Laín — 11/09/08 @ 5:09 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.