CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

Versos de las imperfecciones

EXTRACTO DEL LIBRO “VERSOS DE LAS IMPERFECCIONES”

1 – De la marcha infinita hacia la libertad

2 – Itsoel y Aitiíne

3 – Siempre habrá bandidos y siempre llegarán

4 – Dar

5 – Entrar y preguntar

6 – Metales

7 – Altos

8 – Acercándonos a la batalla final

9 – Íntima proposición

10 – Cuarta alegría

11 – Oculto e íntimo

12 – Tratado de la luz por navidad

13 – 2004: Lectura

14 – Cura de un pájaro en la tarde

15 – Ciego de sol

16 – Segunda reflexión

17 – Excepción a mí mismo

18 – África

19 – Nuevas palabras

20 – Definición

21 – Perdiendo formas

22 – …donde una humilde atención

 

 

DE LA MARCHA INFINITA HACIA LA LIBERTAD

“ … mirad y ved bien que las cosas no duren mucho,

no siendo que se tornen añejas y rancias”.

… rebélate, oh ser mío, contra las viejas formas,

las viejas luces

y la vieja alegría;

sal

y resurge sobre terminaciones íntimas,

sobre todo cuanto pueda ser tu orilla o puente,

tu ley o libertad,

pero, al fin, tu muerte;

… para hollar lo eterno deberás vencer el velo de la fascinación,

el humus de la sangre y el néctar de los labios,

y con amor y ciencia instituir tu fuerza y tu belleza: una lanza pura, docta y fiel

con que enfrentarte a credos de hombres y de dioses y no caer;

[…necesitamos crear nuevos conceptos, nuevos números y nuevas geometrías]

.. haz, pues, con mis huesos un fuego pavoroso y con mi alma un río,

un mar inabarcable en llamas con que instruir y propagar la luz;

ser mío, sé valiente, no te detengas.

 ———————————————————————————

ITSOEL Y AITIÍNE

CANTO I

… conocía Aitiíne el cuerpo de Itsoel, lo estaba conociendo, cuando dijo:

Itsoel, amado, tu cuerpo es una gema labrada y escogida,

es en mí como el océano adentrándose en la tierra,

pero tu alma, Itsoel, tu alma se me escapa como peces que nadan en la bruma

de la noche y quedo sola, perdida entre los hielos ingentes de la llama;

… uno a uno recorrió Itsoel los rasgos de Aitiíne cuan nácares y mimbres

y con deleite la besó en el vientre, en el pecho, en los cabellos…

…todo, todo fue profundo y delicado al tacto, al sentimiento,

a las horas habidas, ambos suyos, de ellos, solos,

inmolados por y en el silencio;

… con Itsoel en los brazos, buscándolo, caminó Aitiíne sin rumbo por la noche y la niebla;

por eones, edades y años, al amparo de ángeles y arcángeles,

junto al mar y los ríos lloró bajo el dolor de las lunas,

y sin voz buscó y buscó por los instantes sin viento y sin aurora…

“… oh amado Itsoel – suspiró desolada y abatida –

invítame al ocaso o al alba en que amanezcas;

junto a ti, junto a ti estaré”.

———————————————————————————

CANTO II

… las horas de Itsoel fueron de agua y fuego, tomillo y amaranto;

venían engastadas con la miel de los linos y la luz que arrancan

al ébano los pájaros;

… abrió los ojos, encerró en los párpados el magno dintel de la mañana,

y sujetó las rosas y los goznes del mundo

cuando sonaba a tormento y a rebato por la sangre de Aitiíne,

y la misión que lo ungía rescató de golpe la verdad del ángel de la lluvia:

la que al corazón destina polvo, cieno y finales de ceniza;

… cogió Aitiíne la copa oscura de las hiedras y bebió de ella,

justo cuando el sol, místico y desnudo, cruzaba el firmamento instituyendo

los indestructibles signos de luz y libertad para la Tierra.

———————————————————————————

SIEMPRE HABRÁ BANDIDOS Y SIEMPRE LLEGARÁN

… son los mismos que nos arrebataron las tierras, la casa, la vida, el alma;

son los que de nuevo nos cortarán las calles, las lenguas y las manos,

los que nos ocultarán el agua, la luz, la libertad;

… recuerdo a hombres que emergiendo del polvo nos dejaron ciegos

y también a las mujeres que a pesar de todo los amaron;

pero de igual modo recuerdo a mujeres-púrpura, las que antes de marcharse

y brizna a brizna, dejaron colmadas y ardiendo de flores las praderas;

… pero unos y otros duraremos poco, porque antes de que oscurezca el día,

– ah, mucho antes –

en este mismo siglo, alguien vendrá a por nosotros para ser vendidos como carne para gatos

o como tiras ajadas de película, pues, civilmente, nunca, nunca estaremos libres

de salteadores de caminos y opresores por fuerza y fuego, nunca;

… siempre habrá bandidos y siempre llegarán.

———————————————————————————

DAR

¿ … cambiarías dinero y amigos, fama, sexo y poder

por tocar con la mano los ojos de un ciego y que viera ?

¿ soportarías una marcha inacabable y solitaria a través del desierto,

acosado por el calor y el frío, el polvo y las serpientes, y que a punto de morir

de cansancio, de soledad y miedo, susurrara tu boca “no, no, renuncio a una gota de agua…” ?

¿ … y qué darías de ti por crear una flor con tu vida y arrancar un fuego

de una brizna de hierba, qué darías ? ¿ en qué ámbito, en qué lugar del pecho darías cobijo

a tal sueño,

a tal fe ?

… porque alguna, alguna vez intuyes tu ser pisoteado y transgredido,

y también dañados u abrogados sus poderes: cual si te devoraran el hígado los cuervos

y a un tiempo te salieran al encuentro vampiros por las venas,

– y alguna otra, confiésalo –

además de llorar y gemir internamente, con todas tus ansias habrías deseado tirar y romper

las argollas del mundo,

las cuales no son sino íntimos hierros con que poco a poco tú mismo has hendido y atado a ellos

la luz y la alegría;

¡ … quién se decidirá primero ! … pues allí, justo en ese par de instantes,

habría dado comienzo la liberación y gloria de tu alma;

amiga o amigo, no me odies por decírtelo.

———————————————————————————

ENTRAR Y PREGUNTAR

… lentamente, durante mucho rato, anduve por dentro mirándome y preguntándome

qué podrían significar los miedos, los dolores, las muertes y vacíos que en mí había;

intenté tocarlos, pero en cada uno de ellos crujió y rechinó una luz y hora con su sabor

y sombra, al tiempo que con amor o ira sus imágenes se removieron, se alzaron,

y de entre ponzoñas y fangos, de entre conciencia pura, exhalaron gritos y palabras

de muy difícil recuerdo y concreción aquí;

… fue evidente que por vez primera había osado andar conscientemente por tal desván

de sangres, abrumado por el brutal desorden con que logré fundar cada instante y pulso

con que viví y erré;

… he de decir que, tras abrirlo y verme el corazón, de forma ardiente deseé algún cariño

y busqué algún beso, algún brillo, alguna dulzura mía que hubiese quedado sin dañar;

¡ … clemencia, clemencia, llevo un corazón muy joven ! ¿ es que no lo veis ? recuerdo

haber clamado tras levantar los brazos frente al mar y la memoria,

frente al fragor de los dioses cabalgando sin descanso por los feudos agraces

de mi vieja infinitud;

… al final, en total silencio, cual había entrado, salí fuera y allí, impasibles y en tumulto,

– con dureza irreverente –

Aves del Paraíso vinieron y me picotearon las manos y los hombros sin piedad;

… me estremecí asustado y sentí frío, mucho frío.

———————————————————————————

METALES

… contempla, alma mía, las últimas cosas: el terror, la herrumbre, la desolación,

sí, contémplalas;

pero mira y ve también tu espada de valor, tu fuerza, y antes de irnos toca tu luz:

lágrimas vivas por las que han pasado tropeles de mundos golpeando y frotándote,

pues con ellas haremos frente al guardián transgresor de la luz,

al que todo lo tuvo sujeto con los dientes;

… pero, aun así, no cantemos victoria, porque días vendrán con minotauros de hierro

y alondras, con golondrinas y sierpes, y habremos de salvar precipicios

por donde siempre, antes, acabaron despeñándose

el viento/sur y el rumor del mar;

… de cualquier modo vibra, adéntrate en los fuegos de hueso y sangre e inicia y construye

un sol;

mientras quede una antorcha ajada, hazlo y préndela, que por siempre fulja

el ser y devenir de los metales;

… alma mía, obsérvala, aquí está, nos ha llegado la hora;

[¡ y cómo no reconocerla si tanto dolió

y alberga tanto !]

pero aun así, pidámoslo y quedémonos;

… ay de mí,  incluso en la alegría, es costoso llorar.

———————————————————————————

ALTOS

…arriba, muy altos, donde la tarde es oro, vencejos y gaviotas enloquecen de sol y luz,

de libertad;

… e incesante mientras, la vida va de acá para allá socorriendo, impulsando el aliento

de diminutos insectos y pececillos del río, y el supremo esfuerzo por vivir

de las flores;

… “ un instante más” – oigo decir – y al mirar, zigzagueando,

un pétalo cae rasgando el alma

contra las púas del aire,

y la rosa, al límite herida, me mira y resiste, y, aun llorando,

se muere y sonríe.

———————————————————————————

ACERCÁNDONOS A LA BATALLA FINAL

… aquí, delante y justo al lado, las luces más claras de mis ojos van conmigo;

las tinieblas van detrás, acechando, esperando la súbita indolencia que yace en la alegría;

… ah, corazón, no temas, levántate y observa con qué poder el alma te toca, te sostiene

y alienta;

… sin embargo, bien sé que a pesar de todo intuyes la batalla, la que a vida o muerte

has de librar en los filos del cielo y de la tierra y siempre para no perder;

… portador de mi alma, ah, no admitas de antemano la congoja,

recibe de la sangre el esplendor del cielo y pertrecha con él el inexpugnable don que entraña

la paciencia;

… de todos modos, reconozcámoslo, cuánto y de qué modo envejecen estas fases de determinación final,

estas fases de prueba, estas llagas ahítas de valor.

———————————————————————————

ÍNTIMA PROPOSICIÓN

… prenderse y volar, fulgir;

oh altísima luz, la oportunidad a veces es un charco sucio

en que miramos fijamente absortos con terror; entonces, y más allá de la muerte,

la imaginación queda abstraída y muda, constreñida a vivir durante dos segundos

la apresurada duda de su aniquilación;

… mas, cuando ha cruzado la hediondez del mundo, cuando toca los huesos

y vibra en sus tuétanos ya el genio, ya la emoción de la vida, entonces, oh luz asombrosa,

la imaginación no es ya una peonza que agonizando acabara por caer, ah no, ni tampoco

un tigre herido y preso del zarzal, pues simplemente es ahora un dulce honor

o rosa ardiendo, un gozo indescriptible entre las brasas hondas y purísimas del ser y el mar;

… espíritu mío, te alimentaré con lo mejor de la tierra y del agua, con lo mejor del aire,

oh flor invisible, te encenderé por siempre con el primor del fuego.

 ———————————————————————————

CUARTA ALEGRÍA

… iba la alegría pegada a nuestros ojos y bocas, a nuestros vientres y sexos;

la llevábamos abrazada al pecho como a un amante eterno porque nada ni nadie

podría interponerse a aquel festín de amor, de multitud y música, nada a aquella entrega

al placer que era sentir el vuelo inenarrable de juventud en tan terrible grito;

… por eso recuerdo que, más que mirarnos, meramente al tocarnos nos comprendíamos,

y que por nada reíamos frente al sopor de las piedras y el tiempo, frente al fracaso

y frente a la mera posibilidad de dejar de brillar, de fulgir con pasión por un instante;

éramos aquel día de miel y sangre, de besos, de sonido, aquel día íbamos subidos

en el carro del mundo y pataleábamos sobre él con fuerza para que el ruido nos izara más alto

y así trasladar al cielo la angustia existencial de tantos corazones aún sin razón ni dueño;

… y ya no hay vuelta atrás;

uno tras otro, lentamente, nos han sobrevenido el miedo y la estulticia,

nos han aparecido temblores que sobrecogen las noches, y, al reflejo de las madrugadas,

los cristales se han convertido en monstruos traslúcidos, en cómplices inexpresivos

de la luz urdida entonces;

ah, oh suerte aterradora y nueva con que volver a luchar y a ser,

ah poder vencido;

… al huir, y en el tiempo, ángeles caídos avasallan la angustia del viejo pecador que fui;

ah, ellos, mis caínes derrotados, tan terrenales y divinos a un tiempo, tan de la vida y altos,

tanto, que El Cristo se muere por decirnos: “Compañeros, mis queridos amigos y más que amigos,

¿ podemos ir juntos ? pues Yo era, Yo estaba en la fiesta”.

———————————————————————————

OCULTO E ÍNTIMO

… qué sequedad, oh fuente, y qué pulsión tan infantil y ardua

pretender llevar el dedo al agua que va viva;

… ya es diciembre y, entre cierzos y nieve, los almendros codifican la tierra

con fuego blanco, la señalan con él,

la elevan;

… siento en mí como un gemido ajeno a todo, como agujero inmenso en la frontal del alma,

cual si una serpiente hubiese descubierto el calor de mis huesos y se arrollara a ellos

para dolerlos y a fuerza de dolor matarme;

… me es difícil andar y forjar las flores, sembrarlas;

demasiados rencores van conmigo, demasiados tormentos para instruir

un cáliz limpio y alto;

… pero estad muy quietos y que nadie se preocupe: es mi historia, una cuenta personal,

un claro desafío con que, a base de muertes diarias y agresivas, construir sin golpes

la fuerza de una flor;

… de todos modos, sabed que, si la vieseis, no triunfaría en el empeño.

———————————————————————————

TRATADO DE LA LUZ  POR NAVIDAD

… cada año, por estas fechas, dejo mi casa y mis tierras y vengo al puente,

lo paso, y luego ando y ando en busca de la luz; pero hay tanta oscuridad,

y es tan apretada y densa, que acaban por hinchárseme los pies

y adherírseme la noche al cuerpo cual barro, espeso, duro y enemigo;

… por eso otra vez estoy aquí, en el regreso del año, pisando piedrecillas milenarias del puente,

las que poco a poco han ido desprendiéndose de sus imponentes y sutiles bloques;

… este puente fue conocido no sólo por mis padres y sus padres,

sino por los abuelos de todos los abuelos; ellos fueron quienes dejaron dicho

que por él cruzaban cuando de tarde salían a recoger rocíos o manás del cielo

y volvían más fuertes y más sabios;

… hoy, de nuevo y cansado, retornaré a mi casa, y el año que viene, por estas fechas, vivo o muerto,

y más arriba o más abajo, indefectiblemente volveré a cruzarlo;

…dicen que la luz está ahí afuera;

¡ ay si intuyera su presencia, si pudiera tocarla, Dios de mi vida y de mi alma, si la viera venir… !

———————————————————————————

2004 – LECTURA

… a estas horas y en este día no hay refugio: asisto a la deconstrucción del tiempo,

a la de la vida, a la del alma;

vuela el aire cargado de leyes, poderes y números,

y por móviles, ordenadores e impresoras, sin rumbo y desnortadas,

cantidades ingentes de terrores anónimos y víctimas van apareciendo;

¿… está permitido únicamente imaginar la vorágine desde detrás de la piel,

desde el lugar que se destinó siempre a la fe o a la espada, a la dulce afrenta

de observar, ser cobarde y a la vez callar ?

… aquí se hace, se arma y disecciona el siglo a través de bombas y gritos de aceros y vidrios;

son sierras que ajustan con exactitud frenética el furgón de los años a sus goznes y décadas;

este milenio será lo que estos pocos años sean, lo que este siglo, y la revolución pendiente

le pedirá a su dios que nos abra de nuevo la mente para repensar la luz y el sol;

[… aunque a estas horas y en este día, cómo no, las flores están mudando y no las vemos]

———————————————————————————

CURA DE UN PÁJARO EN LA TARDE

…compañeros, ahora, que frente a frente nos volvemos a encontrar,

¿ no nos valdrá la luz aquélla, la que trajo el dolor, para frotar y limpiar la sangre,

para darle lustre ? ¿ o antes bien, y desoyendo al alma, habremos

de retomar las hoces, cortarnos unos a otros la cabeza y después levantarla en alto

con orgullo ?

… atruenan por mi mente gritos de venganza y muerte, de honor y fuerza,

los que arranqué conmigo porque vinieron de la tierra para hacerme un ladrón y un asesino;

… y he tenido que ver un pájaro herido para de repente volver al mar y aquí, en su orilla,

tocar el agua, lavarlo, y poco a poco vivir con él y morir de mí;

¡ ay, qué haría, cómo prendería el fuego sin este honor, sin este inicio redentor del mar !

———————————————————————————

CIEGO DE SOL

… qué extraño resulta no descubrir el uso de las horas mientras zurcimos

y damos acomodo al tiempo, o de cómo estiramos las costuras y puntadas de su piel;

qué extraño no observar la lentitud con que van penetrando y tomando poso el frío,

las tardes, y un sesgo tenso y dúctil de inexplicable oscuridad;

¿ y será ello cierto ?

[he creído notar extrañas geometrías, cúmulos de albedrío

y fuertes vendavales con que poder acribar la incipiente ceniza en la razón]

… “no, no es nada, seguramente no es nada” – me digo a mí mismo inquieto – y prosigo:

“recuerdo bien cuando busqué estas cosas por primera vez”.

… de todos modos, ahora me he vuelto un tipo ciego y misterioso, incapaz de explicar

a nadie los pequeños engarces con que, hundido en la ceguera, pretendo resistir;

… quedan, no obstante, leves tintineos de agua y recuerdos amables,

amén, naturalmente, de esta larga, densa y obstinada guerra por recuperar

aquella, otra y pura, primigenia luz.

———————————————————————————

SEGUNDA REFLEXIÓN

… sólo, sólo de esta forma: asir y besar lo fugitivo, despedirlo;

¿ … te acuerdas, corazón, cuando por primera vez quisimos retener las rosas

y el agua, te acuerdas ? ¿ te acuerdas que ocurrió en el jardín del pecho y los dos,

llenos de pánico, retrocedimos ?

sé, sé bien que desde aquel instante quisimos ser hombres

y endurecer, pero ya no sé si aún soñamos con incendiar el aire o si inermes,

dando tumbos y rugiendo, vamos rodando y cayendo únicamente como piedras;

¡ …y es que todo se torna tan frágil, tan inasible, ah, tan fútil se hace…!

[… porque de pronto duelen las manos y los pies, se oyen ruidos sordos abandonando

los días y baladas tristes se escuchan por el arrabal, y, por entre las acacias, dioses vencidos

se reúnen y lloran]

… pero tú y yo, corazón, dime ¿ podríamos caer tan jóvenes ? ¿ habremos de acallar el viento

y las hogueras que nos piden alzar las manos y dejarnos morir ? pues ¿ quién, quién eres tú,

quiénes somos nosotros, tú y yo, corazón ? ¿ es que acaso hemos dejado de ser quienes éramos ?

… siempre corrimos a la conquista del mundo, a la construcción de un sol o de una brizna

de hierba y hasta aquí hemos venido, conservando estos cuerpos de temblor y de ira,

de lágrimas y continuo y violento espanto…

… por eso te llamo a guerras que una vez más nos salven el alma y la vida,

por eso te llamo a arder y te propongo otra vez, oh amigo, oh mi valiente y esclarecido amigo,

el cruel quebranto de una dolorosa y prolongada resurrección

———————————————————————————

EXCEPCIÓN A MÍ MISMO

… podrán ser derrotados mis cuerpos y días,

los fuegos construidos con tardes de cerezas y los tenues brillos con que oficié

en la luz;

… podrán serme arrebatados el amor, la mistad, la pasión,

y hacerme ir rugiendo cual guijarro o timbal de hojalata hasta desaparecer

y perder todo vestigio con que fui, podrá, podrá ocurrir;

… por instantes, uno intuye que se agranda la afrenta y la derrota,

y que los pájaros, ciegos y desconcertados, prácticamente muertos, van a caer

irremisiblemente contra la ingente impavidez del suelo;

por eso, quién, quién podrá reprocharme que alguna vez mi corazón grite,

quién que se desespere, y quién que cante, quién.

———————————————————————————

 

ÁFRICA

 

 

… por qué habría de veros el mundo con ojos de ánforas brillantes

y no con ojos de burro sobre mies calcinada y arrastrando milenios de hambre;

por qué no habría de miraros ahora sobre la podrida arcilla de caminos,

por qué, digo, no iba a hacerlo, precisamente cuando arrecian las moscas

y suena el aire con zumbido de muerte entre sol, boñigas y charcos,

si marcháis cual pellejos repletos de costurones secos de asnos y hombres,

por qué, por qué – insisto – habría de miraros de otra manera, aunque no lo sepáis y seáis príncipes,

puesto que algún día, y no en vano, que sanados seáis, habréis de detener el sol

y salvar para siempre las individuales, y también preciosas y desgarradas, repúblicas unidas,

por las que, veraz e ingenuamente, late y llora hoy,

– de forma desesperada –

vuestro alado corazón y el mío.

NUEVAS PALABRAS

… pocas y difíciles palabras éstas

que traigo;

… son las que pasaron

por donde el miedo y la codicia sembraban sus campos de arena

y sal;

… y aunque cansadas y frágiles lleguen,

están a salvo aquí,

donde sólo responden a esta razón de hombre y lumbre:

aquella que tanto y tanto me dolió al partir.

———————————————————————————

DEFINICIÓN

… mientras pongan grilletes a tu libertad

no existe la oración, ni el canto, ni la danza;

mientras cunda el hambre, la angustia o la violencia,

busca el pan, la alegría, la palabra;

mientras toda justicia se ciña sólo a ley,

reúne las leyes y expúlsalas del alma;

y mientras alguien incendie el universo,

tú debes ser el pozo, el cántaro y el agua;

… solo así vencerás tu esclavitud.

———————————————————————————

PERDIENDO FORMAS

… aquel hombre era yeso vivo,

no, no, era de luz;

cuando lo vi había caído ya la tarde y, en diciembre,

ya se sabe, las sombras llegan pronto y se abaten contra el suelo,

se precipitan;

… reparé en él porque iba como perdiendo no sólo las ropas

sino también la piel, el pelo, las manos;

verdaderamente me quedé atónito porque, a la vez que iba diluyéndose

y desapareciendo calle abajo, cuanto más se alejaba más fulgía en mí y en el aire,

hasta que, como una llama de mechero de gas azul, tambaleándose y muriéndose,

dobló una esquina y lo perdí;

… ahora, cuando recupero su visión y lo recuerdo, siento que, cual divino hallazgo,

una brizna de silencio puro me invade el corazón;

es allí donde, incierto y grave, de nuevo lo contemplo ardiendo y marchando por la calle,

y como si su certeza quisiera introducirme a esa locura suya de la luz con que iba,

la que jamás se describe, ni tiene nombre deferente, cuando es citada, con cabal sentido,

al oído estricto y recto del tropel total de viandantes yermos: mártires, autómatas y muertos.

———————————————————————————

donde una humilde ATENCIÓN

… si el corazón quisiera amar y no pudiera;

si su intuición quebrase y la razón recobrara el absoluto poder de lo cierto,

entonces dispongámonos a llorar, porque habrá llegado la edad del invierno y los monstruos,

y junto a ellos, contra los cristales, vendrán a golpear con saña la sordidez y la furia;

… ah, no obstante, volverá el Sol de Vida y, uno a uno, levantará cada copo de nieve

y cada gota de lluvia cual labradas, cual deslumbrantes perlas de sabiduría;

… por tanto, y al fin, esperanza;

¿ acaso no sabemos que lo que da el dolor ya no muere ?

pues qué, qué es la luz.

 

 

= = =

Lee a

9 comentarios »

  1. esto esta genial pero muy naco.

    Comentario por semillas — 29/10/07 @ 9:39 pm | Responder

    • … bueno, Semillas, aunque viniendo desde 2007 a este momento, sólo decir que no se puede tener todo en la vida, qué le vamos a hacer ¿ no…?; que el 2012 te llene de paz y éxitos; Orión

      Comentario por oriondepanthoseas — 27/12/11 @ 10:33 pm | Responder

  2. ¿Era de luz? ¿Era de barro? Arrastrando mis dudas, me descompongo en las palabras que recita el alma.
    Oh, Eledendo sabes cantar perfectamente y hacer danzar al alma que te lee.
    Tu cuarta alegría es muestra de ello.
    Seguiré leyendo poco a poco.

    Comentario por carmen — 17/11/07 @ 6:47 pm | Responder

    • … Carmen, “Cuarta alegría” continúa en su sitio, pero el año ha variado y ahora nos está llamando 2012 desde la esquina de al lado mientras justamente se pone el sol; que todo vaya precioso, amiga, Orión

      Comentario por oriondepanthoseas — 27/12/11 @ 10:28 pm | Responder

  3. Me ha impresionado mucho Incendios…la casa, el yo, un secreto declinar de encinas rojas, de lirios desgarrados por el calor.

    Magnifico y tan crecano.

    Abrazo fuerte

    Comentario por Hallie — 18/12/07 @ 9:05 pm | Responder

  4. Excepción a mi mismo embriaga las indulgencias, las ánforas de un suelo íntimo y rebelde.Quizás doblega la tragedia… y el canto es paz, huerto, lúcida premier de horizonte salvado.

    Gracias por sentir tanta poesia!!

    Comentario por Hallie — 18/12/07 @ 9:11 pm | Responder

    • … y es que ahora “Excepción a mí mismo” se titula “Desafiando al Guardián del Umbral”; y es que todo cambia y se renuva; hasta el año, pues 2012 está en la otra esquina, mirándonos a la puesta de sol; salud, amiga, salud, Orión

      Comentario por oriondepanthoseas — 27/12/11 @ 10:23 pm | Responder

  5. holaz xidos versos

    Comentario por jacinta — 03/03/08 @ 10:42 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.