CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

Todos los fuegos

EXTRACTO DE “TODOS LOS FUEGOS”

1 – Invitación de pie de obra

2 – Vecilla 2010: Latir

3 – Ayudando

4 – Mercaderes del templo

5 – Trabajos modernos

6 – Ley natural

7 – Oda íntima al dolor

8 – La buena guerra

9 – Unidad

10 – 2011 – Esfinges

11 – Nueva lección de anatomía

12 – Soneto íntimo

13 – Inesperados huéspedes

14 – Disección

15 – … y Sísifo no puede más

16 – Republicanismo

17 – Nadir

18 – El guardián del agua

19 – Seguridad o libertad

20 – Guerreros del Grial

21 – Puerta del sol de Madrid-15M

22 – Del nuevo orden

23 – Poesía

24 – Libro de horas

25 – Solsticio

26 – Decidiendo

27 – Visitar el sol

28 – El tigre y su épica

29 – Gea

30 – Totalidad y libertad

= = =

INVITACIÓN A PIE DE OBRA

de los que conmigo vienen,

[a quienes presento, y a quienes lo ofrezco]

quién o quiénes querrán vivir;

porque turno duro es el tajo de la luz,

fragua a fuego puro, con agua viva, a yunque vivo;

y ahora, al entrar, les ruego que escuchen y miren hacia arriba:

observarán que nadie erige con ruido de martillo las cristalinas bóvedas del mar;

los compañeros que se afanan en las nervaduras o que se yerguen en lo alto,

son valientes corazones, mentes y brazos con que instruye el espíritu el amor,

y en las noches más largas y profundas del mundo, sus esfuerzos no tienen fin;

entonces, las necesidades de cuerpo y alma resultan verdaderamente inabarcables;

pero pasen, pasen ya, por favor, y ¡ shss…!, estamos trabajando.

———————————————————————————

Vecilla 2010: LATIR

¡ … si pudiese alcanzar lo que es más allá,

– más aún –

si lograse la conciencia y consciencia de esta sed total !

oh ilusión, oh esperanza que bajas cual agua de un río clamando

por abrirse a su propio don,

oh silencio;

así fluye al dios la juventud, su discurrir, su liquidez o tránsito

bajo una canción de eternidad, de alma;

sí, miro y honda y alta es esta noche aquí y enhiestas las estrellas;

ah, bajo esta luz, Vecilla es una flor enamorada:

dios y río, silencio ardiendo, este eco y ser y esta paz mía,

éste latir sin dimensiones, esta lumbre.

———————————————————————————

AYUDANDO

en altas ondas del ser,

– donde el espíritu es vértebra y luz –

allí te vi y oí, allí;

ocurrió la noche en que morían los pájaros de frío;

sus corazones se helaban, su aliento se helaba,

y nadie entre sus manos había sostenido con tanto amor la vida,

nadie así sus templos,

su pálpito,

nadie así un temblor;

¿ … sabes ? sintiéndote y viéndote, el mundo estuvo estremecido

más allá del alba, mucho más;

por los arrabales, y al anochecer, aún retumba y quema la fe de tus palabras.

———————————————————————————

MERCADERES DEL TEMPLO

y están, están aquí;

de entre aquellos mercaderes, los cambistas y vendedores de palomas, han vuelto;

no cabe duda, ellos son, especializados hoy en hedge funds e hipotecas subprime,

constructores de paquetes derivados, activos tóxicos, corrosivos puros

para oprimir al mundo con veneno/oscuridad, veneno/riesgo, veneno/fraude

y sus secuelas de miedo, desempleo y pobreza, enfermedad y locura;

son los que ocupan los altos rascacielos e impecables oficinas en las cities,

los que por ondas de radio y a grupa de un instante devoran estados, continentes,

y avanzan y avanzan cual invisibles y terribles monstruos en absoluta impunidad;

y a menudo son íntimos de jueces y ministros, filántropos y clérigos,

de jefes de Estado, de gobierno, luminarias, referentes sociales y nata y luz de los medios,

con frecuencia adorables y únicos, inimitables;

éstos son los actuales mercaderes, cambistas y vendedores de palomas, enemigos del Cristo

y hoy denominados dulcemente “mercados” e “inversores”, los que atacan los déficits,

las deudas nacionales y el futuro, la paz del ser humano, su sangre y corazón;

y nadie, nadie los tiene por culpables porque son el sistema, lobbies de esta obra

o voz del amo exigiendo e imponiendo terrores, desregulaciones, connivencias selladas,

ignominias y guerras;

son ellos, terroristas y sicarios financieros – nuestros propios hermanos –

los mismos, exactamente los mismos que abominan del hombre, embellecen las piedras

y estercolan el templo;

golpeándolo y estremeciéndolo, hay un grito anclado con rencor y saña en Occidente

y el problema no consiste en el perdón, sino en cómo, cómo usar la espada sin dañar el templo

ni herir la libertad. [Summa final : “ah, obsérvenlos, obsérvenlos, los mercaderes modernos ya no tiemblan;

tristemente, doy fe”]

———————————————————————————

TRABAJOS MODERNOS

bajábamos al corazón, a sus lagares, y allí, encendidos,

construíamos el rojo de la sangre, las fuentes de calor,

los rangos de memoria;

en nuestro deambular, Padre nos prestaba su pecho de violines,

– con un acorde infinito bajo tardes púrpura –

mientras volábamos con aquel sol inmortal en que nos era el ser

sin contemplar e idolatrar

la propia vida;

ah los ámbitos del sur, su tibieza, la transparencia del mar

y los cestillos de Araí colmados de lirios y rosas

por doquier;

no, regresar a esta edad nunca fue fácil;

las palabras omniscientes forjan hielo en la boca.

———————————————————————————

LEY NATURAL

no, no existe enfermedad sino ley violada y réplica de ley:

discordia mental o emocional,

conflicto;

así, cuando consciente o inconscientemente instruye el ser error u oscuridad,

cuando golpea y rompe cancelas interceptando caminos y sotos de luz y alma,

– cuando ha invocado a la muerte y la muerte llega sitiando, hiriendo y matando –

ah, entonces, cómo no surgir los tumores/cánceres o fiebres con sus oscuros o grisáceos orbes;

pero, al tiempo, cómo no enviar a luchar contra tal cristalización a la flor de sus legiones

y urgiéndole sanar: la energía divina, la energía prístina del mundo, el fuego;

porque el fuego es fuerza viva, cíngulo de ley, asepsia infinita,

aunque también, y ay – en su enérgico servicio – dolor y llanto abrasador,

también, también lo es;

he aquí al ser, una vez más, hacia la lid viviente y razonada de espíritu en espíritu,

su propio tremedal o épica de horror y furia, camino del poder y gloria última:

el conocimiento-sabiduría, la ciencia exacta, la salud perfecta.

———————————————————————————

ODA ÍNTIMA AL DOLOR

haya sido en estigma puntual y errante o en golpe total y extraordinario,

desde la raíz del tiempo nos has seguido, herido y asolado;

ah invencible e invisible y unánime enemigo,

de ti, dolor,

quién no huyó, quién no te intuyó cual monstruo inquisidor de almas

y torturador, calumniador y devastador de espíritus;

por edades, revoluciones y épocas cruzaste con el hacha en ristre

persiguiendo e intimidando cuerpos,

y así razón y corazón;

y, sin embargo, y tal cual fue, esa angustia no volverá;

instruyendo lapsus, yerros e imposturas,

la costra espiritual deforma percepciones, historia y hombres;

y hoy, ya en el XXI, oh vilipendiado y escarnecido caballero,

con mi reconocimiento y a tu perdón y leyes vengo, a tu clemencia exacta y redentora,

oh paciente maestro inspirador al fin,

oh guardián terrestre,

– sabio y fiel –

oh, oh amigo.

———————————————————————————

LA BUENA GUERRA

ciertamente, todo invicto corazón deberá haber sido previamente derrotado:

caer,

rodar y suplicar,

leer el mundo, lustrar, resembrar la sangre

y florecer;

e inexorablemente ocurrirá;

las fraguas de vida jamás desautorizan sus fuegos,

jamás sus fuelles, y no, nunca sus yunques y martillos;

la sinfonía de dolor y canto es templo proverbial del mundo,

– íntima, intensa –

y acceder al magno atrio implica haber templado con valor

la espada insigne de los héroes;

… ay de mí cuando, ignorándolo, osé acercarme al quicio de sus brasas,

ay de mí, ay de mí;

aún estoy buscando la voz tronante de su luz y mis desastres.

———————————————————————————

UNIDAD

¡ … quién o qué podrá obstruir la puerta infinita, la luz infinita,

si cual fuego abrasador piensa y siente el corazón su ígnea y mística presencia !

de dónde vendrán los siglos cual don sostenedor del tiempo,

de dónde, de dónde y hacia dónde irán,

si yo soy aquí y estoy allí !

de la piedra terrenal al amor divino y del ámbito esmeril del ser

hacia el poder total;

los sellos se apartan y la verdad devora:

todo es espíritu, tensión, conciencia viva, genio,

fuego y luz,

tensión y lucha,

ser divino,

emblema exacto y redentor por todas partes.

———————————————————————————

2011 – ESFINGES

[¡ …ah mis hermanos, ah mis valientes !]

y mi amor está allí;

huyan, pues, alacranes, escorpiones y cobras,

que mi voz llegará;

agítese la oscuridad, demúdese y dilúyase,

hinque la testuz el tiempo infame de silencio atronador,

– el de hez y furia –

y excítese la sangre porque ardiendo llegan siglos/llama,

auténticos del sur;

en Tharir el corazón es canto inmenso de fuegos y esplendores,

fiesta y libertad, camino,

él es su belleza,

su esfinge

y voz,

su ley,

tanto, que, cuando la razón lo escucha, decididamente enamorada

le presta su adalid;

y desde aquel momento “los pilares de la tierra” no son de Ken Follett,

– no, no lo son –

sino de hombres/mujeres que luchan y mueren por un instante/lumbre,

por un solo relámpago de luz/resurrección.

———————————————————————————

NUEVA LECCIÓN DE ANATOMÍA

– … 6 puertas positivas y 6 puertas negativas, alternándose, así es tu corazón:

un zodíaco, un campo electromagnético para un hálito de bien o una ciénaga de mal;

de la cúspide llega energía pura y con plena libertad la calificas;

así penetrará en tu ser oscuridad o luz:

perdón, compasión o furia;

así es la ley,

tú eres tu señor;

– ¿ yo, yo mi señor… ? ¿ y hasta cuándo ? ¿ podré serlo eternamente ?

– te debes a la norma y al orden, y no habrá mal que pueda aniquilar ya al mundo;

– entonces ¿ de qué libertad me hablas, de qué daño, de qué poder… ?

– oh, amigo,

aquí somos pequeños y el cosmos, en sí, es multidimensional, y conexo, y asunto solidario,

escuela con lecciones o guerras personales y colectivas libres, justas y también injustas;

– ¿ guerras libres, justas e injustas, y cual una escuela – dices…?

ah, Orión debiera matarte ahora, que todavía soy de piedra y hueso sanguinario;

pero cómo saber si aun así sobrevivirías, si ni siquiera intuyo tal función o cátedra de guerra.

———————————————————————————

SONETO ÍNTIMO

de la ingente cascada de la vida

– donde es la libertad, donde es el vuelo –

tomo y pulso las fuerzas con que anhelo

librar esta batalla enceguecida;

rota está la verdad, su luz uncida,

preso el atardecer, herido el cielo;

la sangre con que clamo rasga el velo

cual nieve sideral y enardecida;

no es tormento caer en ardua guerra,

ni el llanto al que el espíritu se aferra,

si el instante a su edad le arranca un grito;

y ungiéndome el valor que necesito,

aquí en el corazón, la mente encierra,

la lanza con que hender el infinito.

———————————————————————————

INESPERADOS HUÉSPEDES

qué podrán llegar a ser un hombre o una mujer

si infinitamente son, infinitamente vibran e infinitamente viven;

en la profundidad de la noche, en crucial silencio,

el corazón es voz que la razón jamás ha logrado detener:

un estremecimiento, una alegría, un destello,

un grito/ley,

su valor;

todo pálpito es, pues, un poder o fuego, un canto, un acorde con su luz inmortal;

así, la otra mañana, cuando fe, esperanza y caridad vinieron a mi casa,

yo estaba con el aspirador, pasándolo, y ay, ay de mí, pues no los vi ni sentí llegar;

de ahí que el pecho me ardiera, que las manos me ardieran y el aspirador ardiera;

tardamos, tardamos mucho rato en saludarnos y reconocernos.

———————————————————————————

DISECCIÓN

cuando el río es luz líquida y fluyendo, fuego puro,

y el cuerpo jade y nácar deslizándose bajo el fragor del sol,

ah, entonces, qué es el alma,

qué el espíritu;

porque uno atiende sus negocios:

se levanta, se ducha, desayuna y se adentra por la selva, lo ataca el leopardo,

mata al leopardo y sigue herido, tose, vuelve y recoge a sus niños,

lo llaman por teléfono y llora, luego ríe, gime, cena al fin,

y cual perro fatigado y desmembrado

se arroja al televisor;

y el río sigue ardiendo, y la luz fluyendo, fluyendo y quemándose, y yéndose,

y así un instante y otro instante y así en tensión la eternidad:

todo en deber,

todo en demora;

estremecidos por la muerte,

  • y una vez más, esperando –

alma y espíritu se abrazan, se besan y estremecen.

———————————————————————————

Y SÍSIFO NO PUEDE MÁS

íntima es la ley

y un fuego a instituir la infinitud mortal del corazón;

¿ quién desde un piélago de herrumbres y de muertes,

desde el sollozo y herencia de la sangre no optó por instruir un candil de esperanza,

un instante/don o lumbre,

una alegría ?

ah, esta observación, este reconocimiento minucioso del ser,

este escrutinio en paz, amor y libertad civil,

– este trabajo –

¿ habría acaso de quebrar…?

golpe a golpe y caída a caída hemos empedrado el alma, el cielo,

y Sísifo no puede más; hecha está, oh dioses, nuestra parte,

cumplidos, pues, los requisitos, las solemnidades y pactos de dolor, de fe

y de luz;

cual himno de honor, del Camino del Rey son voz nuestras piedras.

———————————————————————————

REPUBLICANISMO

  • Siglo XXI: mediante listas abiertas, y entre electos, por el gobierno de los mejores-

este principio,

este don de igualdad e idéntico en el ser,

esta excelencia, este fulgor íntimo, esta justicia cívica,

¿ dónde estaba, quién nos la trajo ?

porque abiertos al sublime canto de razón y corazón,

apuradas ya las edades de esclavitud y destierros de cuerpo y alma,

he aquí que el XXI llega exigiendo urnas, y votos, y escrutinios,

actas y proclamaciones, veredictos exactos con que exhala y vive en triunfo

la democracia y su virtud;

el tiempo se ha extinguido y el fuego ciudadano y redentor exige su estamento:

el ser universal, su honor o guía, su faro o luz civil: el republicanismo;

no en vano – vuelvo y digo – yo soy su paladín, yo soy su príncipe.

———————————————————————————

NADIR

en este instante y hora, edad y siglo, contempla, siente y vive,

– oh, ser mío –

el dolor, el amor y la furia,

recógelos con valor, transfórmalos y haz de ellos signo de tu nuevo emblema,

el que fulja y diga que estuvimos aquí, en La Tierra,

el sur, el nadir del universo,

construyendo el ala con que honrar nuestro hálito divino:

la entidad y vuelo del espíritu;

observa, pues, y aún, este temblor de hoy, este ruido inmaterial del templo/luz

con sus choques y herrumbres, la agonía exhausta de estas piedras de hombre

a chorros de sangres por doquier en llantos/lumbres,

en llagas vivas;

¿ … debimos crecer de otra manera ? ¿ y aquí y así, y por qué, por qué…?

hoy sabemos sin embargo que hollar la eternidad es este impulso,

esta fuerza crucial e incandescente,

su don:

la irrupción del genio, su poder y lucha, la luz que se propaga.

———————————————————————————

EL GUARDIÁN DEL AGUA

… bajo sus piedras de rubí y de diamante, brillando cegadoramente, los vi venir;

yo tomé y esgrimí mi tosca lengua céltica, y paciencia, y valor,

y luz aún sin descifrar;

pero con el corazón ardiendo los llevé al manantial de agua viva

y de él bebieron;

[mientras, regué mi laurel,

más aún, prendí mi candil]

nos despedimos justo junto al brocal del aire,

donde medra la rosa pura y blanca, donde todo es camino y los mundos parten

en todas direcciones;

estoy velando la virtud del agua

y es de noche;

los arcontes del fuego beben al amanecer.

———————————————————————————

SEGURIDAD O LIBERTAD

y he allí un hombre/ciudadano dirimiendo su propia dimensión:

¿ seguridad o libertad…?

porque qué habrán de hacer hoy los príncipes modernos – dice –

por preservar al corpus residente del terror, qué, qué leyes aprobarán;

y las fuerzas del Estado o los Estados ¿ a quién o a quiénes perseguirán y detendrán,

y cómo, y hasta cuándo y dónde ? ¿ y se podrá respirar, y se podrá vivir…?

ah, porque para este sentido, para esta acepción de integridad,

– para esta estancia pervertida del ser –

¿ habríamos hecho, oh sutil Maquiavelo, tan largo y trágico viaje ?

por tanto, repensadlo y decídnoslo, vosotros, parlamentarios/príncipes,

a qué guetos de cuerpo y alma podríamos volver aún,

a qué cementerios o estadios, a qué reinos, repetídnoslo, a qué repúblicas

y de qué;

el riesgo/luz – o riesgo/libertad – no, no implica estos tormentos.

———————————————————————————

GUERREROS DEL GRIAL

inéditas y pulcras, en luz se ungían las muchachas libres;

ellos las vieron en su ser interior;

eran por sus pechos cántaros de fuego,

mares y ríos,

nieve pura,

sol,

lluvias de cristal;

supervivientes íntimos al miedo y al dolor, de ingentes guerras venían, de súbitas batallas,

y de aquel silencio con que los héroes instruyen y cimientan

el arte de estar y de morir;

[… el guerrero de luz se devasta la sangre que da a su rosa viva,

cita a la eternidad, la afronta, siente y vive,

pues él es el fuego/rey

y el caído,

el resucitado sin fin,

genio errante que arriesga frente al mundo razón y corazón,

vence, y es soplo de humildad]

cuando las muchachas interceptaron las viriles almas, ah, en ese mismo instante

enardecieron sus vidas, vencieron las cumbres de la muerte y todo lo real se hizo presente

en su eterno ser, el Yo en su ingente e indestructible libertad:

su prístino ideal, el siempre ahora.

———————————————————————————

PUERTA DEL SOL DE MADRID

[15-M]

“… y no, y no,

porque nuestro es el foro y la justicia, el ágora, la voz, la libertad”;

aquí, a estas plazas del mundo, acuden los burlados, los desposeídos,

los cansados y decepcionados, los culpables y deudores de todo:

de la hipoteca, de los impuestos, del recibo del agua, del gas, de la luz…

es un recibo inmenso de vida el facturado contra el honor del ser,

un incendio, un huracán de usura,

sombra verde,

milenio,

armagedón;

pero el corazón es lucha, canto eterno,

y este XXI requiere esta irrupción, esta exigencia,

esta unidad de plazas cívicas con sueños y canción:

y no, y no,

porque nuestro es el foro y la justicia, el ágora, la voz, la libertad”.

———————————————————————————

DEL NUEVO ORDEN

mirad y oíd bien,

porque estas palabras nuestras son sólo un maya, un sueño, una ilusión,

y pasarán;

fuego divino, la conciencia arrasará esta luz y construirá otra luz,

– fuego puro –

y vislumbrará estas horas cual viejas y herrumbrosas lumbres cegadas por el humo;

la mortalidad guarda a esta edad contratos inmortales,

recodos vírgenes, conocimiento íntimo con que habremos de instruir

estéticas de amor y honor, sin edad e insignes;

cual viento sin cordel pasarán, oh, sí, las palabras;

el léxico del dios no reside en la boca.

———————————————————————————

POESÍA

¿ … y preguntas que qué es poesía ?

poesía es no cerrar los ojos ni a la vida ni a la muerte

y después guardar silencio o, hasta volverte loco,

gritar y gritar”;

¡… ah, ah, qué es poesía, dices !

¿ es que acaso no engendra la palabra un tímpano al sonido,

– oh sublime temblor –

una excelsa armonía interpretando y exponiendo las notas más íntimas del alma,

su hondura o cumbre,

el sentimiento ?

¡ … ah, ah poesía, ah lámpara omnisciente del dios vivir,

ah dolor o agonía, fuego y voz total,

oh, oh canto !

y cuando el silencio se ha hecho carne y sangre ardiendo cual llama interior,

– en fuerza, en dicha y enamoramiento –

entonces, dónde y cómo expresarlo, con qué gesto o verdad, incendio o luz,

ah, respóndeme de nuevo y dime, con qué voz, con qué rigor mortal, con qué pasmo.

———————————————————————————

LIBRO DE HORAS

con las horas radiantes se rasga y prende el tul del universo;

grietas son, vados, aberturas fugaces por donde el corazón,

– por un instante –

asciende al salón de honor y toma el trono;

porque más allá de la alegría,

quién en el fondo y hez de la amargura no ha sentido irrumpir

o crujir la luz,

o gritarle o volarle el pecho con sus lumbres vivas,

ah, quién no ha tocado las riendas de poder que ardientes queman los trazos vivos

que flotan con la sangre;

esta hebra sutil de fuego, este hilo candente del ser,

¿ habría de perderse ?

[la conciencia es, pues, el futuro del mundo]

por tanto, invocaré a San Juan aquí, él, el discípulo amado,

el que nunca holló, cual senda oscura, el trance invicto de la muerte.

———————————————————————————

SOLSTICIO

. el fuego en que soy y con que soy, todo lo incendia:

el silencio,

la voz,

los guijos,

la luz del aire y la alegría;

en fe y conocimiento aspiro y vivo, y aún más allá,

al orden con que intuya y guarde las brasas redentoras del espíritu;

instar y construir la paz del corazón no es fácil,

aunque el eje de los vientos que rige mi bajel doblegue las estrellas,

pero, hoy, así es mi ser,

así mi mar,

así mi fuego.

———————————————————————————

DECIDIENDO

que cuanto toques lo cures,

que lo que mires lo enciendas, lo resucites,

oh ser mío, y que la paz hornee lo que desees y lo que pienses,

y que venga a ser,

que llegue y sea;

surgen instantes en que decididamente hay que resolver entre la vida o la muerte,

enfrentarse a las lanzas del sol, sostener su fuego y dilucidar las llamas

en la soledad profunda y atávica del pecho;

¿ … y ves, la oyes ?

de lejos viene la alegría buscándote y ya tintinea su brisa,

calma su elixir,

fulge;

¿ … recuerdas la oscuridad ?

el recuerdo es luz y aire, mortal, humano;

pero, oh, oh amantísimo, tu lance es de amor, tu perdón es divino.

———————————————————————————

VISITAR EL SOL

ah, siempre resulta inusitado visitar el sol;

es inexpresable este placer de recorrer sus calles y plazas y saludar a amigos

que desde hace millones de años no veías;

es sábado en el mundo y estoy sentado junto al mar de amor

con alguien que ha sufrido los más atroces flagelos

en la tierra;

[pero miren bien, porque esta transcripción no es estrictamente exacta;

la verdad expresa su eficiencia adecuándose al ser,

a su instante virgen,

al corazón en llamas]

y sobre todo, digo, en estas visitas conoces gentes nuevas, espíritus venidos

desde cualquier temblor del universo, incansables paladines interponiendo sus lanzas

para curar ya la edad, la herida abierta o el hueco brutal del desaliento;

así, pues, y cual material cansado, restablecer fuerza y luz aquí no es poco;

además, ser huésped álmico del Cristo, es, en sí, un hecho/fundamento,

– íntimo, purísimo –

de valor y honor inexpresables.

———————————————————————————

EL TIGRE Y SU ÉPICA

como entre lumbres, el tigre acecha, lucha y mata sobre el mar

del corazón;

la jungla de la sangre es dura, y la insaciabilidad ardiendo ciegamente

allí donde un rugido es muerte y canto;

y ay de mí cuando tengo que afrontar la furia de mi horror,

crear la lluvia,

e instar al tigre a morir de sí cual fuego puro, sereno y transparente,

pues qué, qué es la cruz del alma por la selvas incendiadas del pecho;

cuando esto escribo, hiede a mortalidad, a febril batalla y noche,

a rosa deshojada y a ceniza;

en este instante, por mi ser hay expectación y un dios de pie entre silencios profundos,

pues muerto a su pesar, y presto a la virtud, es el tigre que pasa.

———————————————————————————

GEA

este insigne hospedaje, esta bendita casa viva en sangre y fuego,

– Gaia, La Tierra, digo –

¿ sabré habitarla ? ¿ y vivirla ?

en la infinitud del cosmos, a su corazón ciño el oído

y sueño, dialogo con él y asumo el sacramento de la luz

y el áspid de la muerte;

abrazados, sintiéndonos, la verdad nos quema, la conciencia vibra,

y un relámpago de amor prende los brazos de huesos y de piedras;

ah, esta acogida, este haz de dulzura, esta esperanza:

abrasamiento puro de espíritu y espíritu;

[… haremos de esta tierra un sol]

———————————————————————————

TOTALIDAD Y LIBERTAD

sólo aquí, y en libertad, instruye el espíritu su fuego y agua:

el fuego vivo,

el agua viva;

hontanar y yunque el hombre golpeando en sí,

hombre con su dios creando con el Dios,

hombre eterno, total y ciudadano,

hombre libre, libre y libre,

hombre en vuelo, en lumbre, en llamas,

hombre divino, supremo y nuestro,

– uno a uno, hombre a hombre y golpe a golpe –

hombre de amor y honor, invisible y civil,

hombre siempre y siempre, hombre, hombre mortal e inmortal,

hoy vibrarán más altos el mar y el aire, la eternidad, la rosa,

y así, así sus hálitos

y luz;

somos, pues, y en cada ser, todos los cuerpos, todas las almas, todos los fuegos.

= = =

3 comentarios »

  1. […] Ya podéis leer un extracto de mi nuevo libro de poesía: Todos los fuegos. […]

    Pingback por Nuevo libro de poesía: Todos los fuegos « BLOG. POESÍA ACTUAL SIGLO XXI: Orión de Panthoseas ® — 26/08/11 @ 11:15 am | Responder

  2. Your blog site is very valuable. Thanks much for offering lots of practical written content. I’ve bookmark your blog site blog and will be with no doubt coming back again. The moment once more, I appreciate all of your perform and also comeing listed here to communicate with me.

    Comentario por Gustaff — 11/01/12 @ 8:30 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.