CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

Libro de Ahab

EXTRACTO DEL “LIBRO DE AHAB”

1 – Buscando a Ahab

2 – Tras esta pared de piedra

3 – Acusado

4 – Qué música

5 – Territorios

6 – Desde la ventana

7 – Soledad

8 – En la cárcel

9 – El fuego de las palabras

10 – Cuando llega la primavera

11 – Sin fe, sin luz y hecho pedazos

12 – Decidí ir a Bilbao, a verlo

13 – Si aún

14 – Han muerto mis amigos

15 – Al andar de los días

16 – Oscuridad

17 – De lo que Moby Dick me grita en el combate

18 – Acerca de la consciencia del tiempo

19 – Continuar

20 – Hacia el ser universal [de la República]

21 – Para Orión Bis

22 – Dulcinea

23 – Mi ciudad

24 – En mi propio cuerpo

25 – Iluminación de la noche oscura

26 – Primavera íntima en la tierra

BUSCANDO A AHAB

… ya era tarde y me acababa de levantar;

tenía una resaca de muerte y parecía que la cabeza fuera a partírseme;

y, aunque apreté los dientes y me la cogí con fuerza para aguantarla y fijarla  en su sitio,

de repente me puse malo a rabiar, por lo que empecé a toser y a toser y así estuve un rato,

hasta que loco y desquiciado, fuera de mí y por el mar revuelto de la cocina,

como un toro me puse a dar vueltas y más vueltas como si fuera Moby Dick

en busca de Ahab para matarlo;

… de pie, y contraída la frente, temblando y meándome, conseguí volcarme en la boca

el puchero de café amargo, y aunque varias veces chasqueé la lengua con asco,

conseguí aguantar;

pero enseguida me dio un ataque de náuseas y me llené de hipos y toses,

–  me estremecí de arriba abajo –

por lo que temblando como una vara verde continué desecho y arrugado;

[seguro, seguro que fue la enfermedad, quién sabe, o la borrachera que cogimos anoche,

sólo sé que los espasmos cabrones me arrancaron el vaso de la mano y me lo tiraron,

y que al molerse contra el suelo, me aturdió del todo y acabó por rajárseme del todo la cabeza]

… me puse rígido y sudé y sudé, luego bajé los párpados y los mantuve allí, adrede y con cojones,

quietos y bien apretados, como piedras [… en realidad, en ese momento no sabía si eran míos

o los de un cobarde que los estaba cerrando a toda prisa para huir y huir

de su propio fin del mundo;

pero eso, eso pensé mientras creía que ya no había remedio y que en tres minutos palmaría]

… hasta que al fin, encorvado y amparándome el estómago con las manos, echando bofes y bilis,

salí al corredor y entre maldiciones y gritos de la loca de siempre, entre vómito y vómito,

–  cayéndome – corrí hasta el servicio [¡ la loca, quién iba ser la loca, sino mi única vecina ¡

y es que ésa ya  no, no aguanta ¿ no acabo de decirles…? a esa tía del diablo

poco le importa que me mate un tren o que me trinque el cuello una navaja;

mira que cuando la veo, la miro de reojo y le digo: “Cloti, estás capuz total, tú ni fu ni fa,

ya no jalas ni capiscas na de na, no te enteras”;

La Cloti vive arriba, una vieja sorda y estúpida, la que me echa una manta por encima

cuando llego tarde y me pongo a roncar como un cerdo en el rellano de la escalera]

———————————————————————————

TRAS ESTA PARED DE PIEDRA

… ha oscurecido, hace frío y me duele la boca;

no sé por qué estoy aquí, tengo los pies hinchados y el viento va como el aullido de un perro;

y mientras por debajo y encima de la cabeza el bien y el mal se acercan planeando un crimen

tras romperme el cráneo, procuro esconderme, apretarme a esta pared y resguardarme tras las piedras;

… todo es amorfo y distante, amargo, y, por tanto,

– fíjense bien –

me pregunto si ser o no ser intriga o puede conmover a alguien,

pues toda expiación espanta y todo parece temblar y sucumbir;

entonces ¿ a qué entrar en mí, díganme, y qué pedirme en un momento de vida como éste,

qué contemplar, qué razonar ?

porque ¿ a qué debiera enfrentarme y comprender, a qué… ?

¡ …oh tú, pequeño dios, encarnado en mí con iluminaciones bifrontes,

en ti estaba pensando tras el muro porque iba a pedirte que me abandonaras

y no hicieras más esfuerzos por salvar esta obra inmunda que te di con pies y boca mal creados,

mal creados los centros cerebrales, la edad y la emoción de hombre,

y asimismo las fuerzas y el honor,

e igualmente la paz,

y el orden;

mal, muy mal he asumido y dirigido, pues, mi propia creación, mi estancia terrenal …!

… ah, Hamlet querido, tras la muerte, y antes de que otro día amanezca,

duros y terribles trabajos me aguardan más allá, sobre todo en las cárcavas lóbregas del alma, sobre todo;

y también, también aquí.

 ———————————————————————————

ACUSADO

… me he puesto esta chaqueta de pata de gallo, raquítica y pasada de moda,

y este pantalón de franela oscura que he estirado y estirado para que pudiera llegar

y abrochármelo en la cintura;

la verdad es que los tenía ahí, detrás de unas cajas, tirados y medio escondidos;

jamás pensé que volvería a ponérmelos, pues hace tiempo que soy un atorrante y no un señor;

los zapatos, en cambio, como la camisa y la corbata, los pedí prestados,

por eso los muy cabrones han estado saliéndoseme toda la mañana y la camisa y la corbata ahogándome;

claro, ni eran míos ni ellos iban cómodos;

… y todo porque sentí vergüenza de ir a juicio de acusado con pinta de gandul y de borracho;

[pero aunque diga esto, no me creandel todo;

lo que de verdad pasó fue que sufrí un vahído de nostalgia y, por un instante,

recordé la toga y con el alma imaginé y estuve contemplando el ensañamiento de la ley,

y allí, frente al fiscal, aturdida, desprotegida y sola, vi a una mujer y esa mujer era mi madre]

… me habrá venido, seguro, de cuando fui abogado y el cenagal del mundo me descerrajó las sienes;

sí, tal vez, tal vez fuera eso lo que en realidad pasara, sí, eso debió ser …;

sin embargo ¡ no te jode !

mira que al salir de la Audiencia, casi ya en la puta calle, y van y se me saltan las lágrimas…

———————————————————————————

… QUÉ MÚSICA

… música, música roma, borde y zumbona, macámbrica y estrapanoide…;

estos hijos de puta,

desde que les dije que esa música originaba agujeros en el cráneo y lombrices en los sesos,

no paran, y día y noche me achicharran con zas, zas y zas:

rap, rock y bacalao, puro coco y ralle;

¡ … mira que son hijos de la gran puta… !

y sólo porque estoy viejo y descosido me lo hacen;

les importa una joía mierda acribillarme y machacarme;

¡ Dios Santo, saben de sobra cómo odio esos ruidos del diablo…!

¡ … y luego se ríen como locos y se dicen amigos ! sí, lo dicen mucho cuando hay que ir a pillar,

a marcarse un rollo o dar un palo, o cuando a las tres de la mañana entre chistes y bromas

nos ponemos a mear en la calle, que, aunque sea hechos trizas, se nos olvida cualquier cosa

y nos reímos de todo;

… Lobo, al menos, aunque me dio bien en el cogote, lo hizo como un hombre, pero éstos…

¡ … amigos, amigos se dicen los muy cabrones… !

saben que con esos ruidos me saltarán la sesera, que me matarán, vaya si lo saben…;

como si uno fuera tonto redomado o hubiera nacido ayer, igual;

¡ amigos… ! ¡ … su padre, amigos !

… debería decirles que fueran a aprender educación con el tal Lobo, él se la enseñaría bien;

sí, allí, por muy chulis que se pusieran, seguro que ese bicho les iba a sacar la tontera

que les mete dentro esa música. … ;

¡ no te jode, vaya, vaya avispero de cafres… !

amigos, amigos mientras se matan y te matan.

———————————————————————————

TERRITORIOS

… mal vestidos, sin lavaros la cara y sin peinar, debierais venir a pasear unos cuantos por este barrio

un rato de domingo por la tarde, para que al saltaros agua y barro a pantalones y faldas, y chillar,

nadie corriera a poneros una navaja en los riñones diciéndoos:

“eh, no te muevas, para y quieto”;

… las luces largas de los coches al salir de la autopista deslumbran y ciegan,

debierais tener más cuidado con ellas;

somos pocos, pero, de noche, nadie puede dormir:

entran por escaleras y rajas en las ventanas, se meten por debajo de los párpados,

y durante toda la noche no dejan de jodernos vivos, corriendo por las paredes como locas;

… me gustaría también que alguno de vosotros se llamase como alguien de nosotros;

así, para llamarnos, nadie vendría como ahora diciéndonos “tis, tis”, o “tus, tus”, como a perros;

… pero, sobre todo, debierais querernos algo ¡ qué os cuesta fingir que no nos hemos equivocado

y que seguimos por buen camino ! aunque, acaso, quién sabe si no debierais quemar estas pocilgas

con nosotros dentro y luego, con los cláxones enloquecidos por la borrachera y la euforia,

descerrajarlo todo y quemarlo;

por estos lares nunca ha habido nada, ni policía ni chivatos;

bien sabéis que aquí, desde hace mucho, casi, casi, rodamos y somos como piedras.

———————————————————————————

RESBALANDO

… por esta calle, a fuerza de pisar cáscaras y cagadas de perro, bajamos casi siempre resbalando

para evitar desconchones y andanadas de barro, restos de basura o esquirlas de piedras;

… hoy ha llovido, y el frío y la humedad levantan del suelo ese hedor picante a invierno y a tristeza

en calles como ésta: sin rumbo y empinadas, calles ajadas y demolidas, calles donde viejos y niños

se atacan las venas muy temprano y llenan de sangre y excrementos las alcantarillas;

así es aquí, y en los alrededores;

aquí, además de jinchos, alcahuetas y manguis, no hay más que mostrencos y tarados generales:

cojos y mancos de algo, posesos y desguarniados de cuerpo y alma,

sarna pura;

… aquí, cuando levantamos la vista, es para calcular si llegará la navaja al hígado de alguien

o para abrirse volando porque se acercan “munipas” disfrazados, o, cuando no, “picoletos” o “maderos”;

… yo mismo, si digo la verdad, ahora mismo no sé dónde estoy ni me acuerdo de nada;

seguro que bajé la calle rebotando y dándome contra todo, por lo que ahora, como ven, estoy loco;

menos mal que sólo tengo que agarrarme a un poste y esperar un rato a que me trine clara la cabeza;

pero mientras, y antes de que olvide cómo me llamo, tengo que ponerme sin parar a machacar

y a machacar diciendo: eres Carlos Nieva, Carlos Nieva, eres Carlos, Carlos, Carlitos…

… hasta que ya no puedo más y me pongo a llorar.

———————————————————————————

DESDE LA VENTANA

¡ … Carlitos, Carlos… ! aún es mi madre desde la ventana:

viuda repentina y limpiadora de mocos y mugres de toda clase y fuste, eso fue mi madre;

… si no supiera que se abrasó el aliento y también las manos y la vida para criarme,

si no tuviera la certeza de que se arrancó del alma el vendaval del cuerpo

para tenerme en sus ojos, hoy, de forma constante y tronándome, no me saldría esta voz

de dentro diciéndome: ¡ Caín, Caín, que has hecho con tu madre… !

“… irás al colegio, al mejor, y serás abogado”, me dijo, cogiéndome de la mano,

tropezando y entrecortándose cuando volvíamos del entierro de mi padre;

¡ … y qué baldón, qué sierpe de colores y muerte me tocó en el hombro cuando fui abogado,

en qué ciénaga de olvido sumergí mi triunfo y usurpé mis horas de ilusorio fulgor,

qué desvarío, Gran Dios, qué calamidad y qué negra urdimbre !

… ardo en frío, en miedo y soledad; me muero, madre;

¿ … te acuerdas ? sobre aquella camilla de hule verde y a cuadros, mano a mano jugábamos

a las damas y al parchís los domingos por la tarde; te quiero; pero ahora continúa

y sigue donde estés y no te asomes, no me veas, no vuelvas: ahora los domingos no llegan, no existen;

y además, si nos matan, no le damos importancia; no vengas madre, no vengas, no regreses nunca.

———————————————————————————

SOLEDAD

… y con el puño en alto y por delante pregunto por qué, por qué y por qué,

pero nada cruje o chirría, no, nada ni nadie responde;

… no hay duda: cuando esto ocurre estoy bajo un silencio total, ni siquiera me oigo

el pensamiento pensar, ni siquiera;

todo calla, todo se para y me olvida porque me muero;

sí, tengo la intuición, la seguridad profunda de que me estoy muriendo;

… desde hace meses parece como si no tuviera fuerza, me entran temblores y congojas de niño,

y nadie, nadie debiera saber que de un tiempo a esta parte lloro, nadie, qué ignominia;

me despierto a cualquier hora de la noche y es como si me volviera loco: abro desmesuradamente los ojos

porque no sé quién soy ni tampoco recuerdo mi nombre, no recuerdo nada;

[¡ … Dios mío, Dios mío, qué soledad !]

ningún hombre, ningún perro debiera pasar por un instante así;

… más hubiera valido haberme muerto con mi madre, o antes, y de otro tiro, con mi padre.

———————————————————————————

EN LA CÁRCEL

… hoy la policía fue a buscarme y me ha traído al “chozo”;

… debí haber subido adonde Cloti y tirarme a la terraza y de allí al huerto,

y luego salir zumbando por la tapia; pero no;

… de modo que aquí estoy con un choricillo de tres al cuarto, un vulgar “tajuela”,

de los que pasan dos días bien jodidos y se largan;

… una vez me tuvieron treinta meses y me sacaron porque me iba a morir y no querían joyas

como yo ni echar réquiem ninguno por la cárcel [ni tampoco en el hospital, ni en el depósito, lo sé]

.. por eso me soltaron, porque soy “un joya”, y porque se me pusieron a sudar y a temblar las manos;

¡… maldita sea, si tuviera a mano mi gotina de café amargo… ! porque aquí siempre estamos

los de siempre; nada más entrar he oído que me llamaban el Gere y el Lupi, y ese otro, “El Priva”,

ese lunático del asma; no te jode, ni que supieran que venía…;

… seguro que a Lobo no lo traen aquí, no, a ése…; ése seguro que vive con sus droguis y mangutas

como todo un señor, como un monarca o como un cura, seguro. …

… si lo que he dicho siempre: a estos antros sólo venimos los tarados, los flojeras y carracas…

———————————————————————————

DEL FUEGO DE LAS PALABRAS

… parecerá increíble, pero he sabido al fin que las viejas costumbres no sólo enmohecen,

sino que aplastan y matan;

por eso las muy putas me han hecho así de denso y taimado, diría que irreconocible;

… y es que, los días que vienen como éste, casi es mejor pegarse un tiro,

o ponerse a correr y a correr y no parar hasta caer como un recauchutado en la cuneta;

así no podría pensar, o a lo mejor me olvidaba de que he debido ser un hombre;

… y es que, después de haber seguido y seguido con tesón implacable durante tanto tiempo

dentro de este ser-hombre-burro, parece que las hubiera olvidado y no pudiera reconocer

siquiera las palabras, me doy cuenta de pronto de que las sublimes ya no puedo hallarlas fácilmente

ni puedo cogerlas sin un halo de remordimiento;

al contrario, noto que, al tocarlas, me rozan y hieren,

como si a fuerza de no usarnos hubiera surgido entre nosotros un foso insalvable

de rabia o rencor, de extrañamiento, de desconfianza o burda descortesía;

… y no, no me atrevo a decir que no me duela este escarnio, esta afrenta para una felicidad

y reglas de mente y corazón que tuve;

… éstos días canallas los conozco bien, los conozco de puta madre, pues siempre,

siempre acuden con los cuchillos ocultos;

vas tan tranquilo dando patadas a las hojas y, de repente, por la espalda

sientes un dolor punzante que te aprieta, que te ahoga y ahoga y no te deja ni respirar;

… y aunque suelo decirme que ya soy muy mayor y que debo tener cuidado con todo, mucho cuidado,

– y una y otra vez me lo repito – yo, sin embargo, erre que erre, para adelante, contra el suelo y dale que dale,

un día y otro y sin miramiento, con rabia y celo, con ira y furia.

CUANDO LLEGA LA PRIMAVERA

… ya es verano, pero me ha vuelto la tos y el frío no acaba de dejarme del todo;

los gatos de La Cloti acaban de despertar, y, tras estirarse, araña que te araña por la rampa del canalón,

han bajado y, como siempre, uno a uno, en reata, han empezado a entrar por la ventana de mi cocina;

… esta casa es una de ésas de adobe revocado con una miaja de capia, uno de esos tugurios ínfimos

que sirven a los caseros para chuparnos la sangre;

por eso el mío está tan delgado y débil, hay meses que ni siquiera aparece;

claro, pobrecito, debe estar muy enfermo;

en los chamizos de al lado viven diez o quince gitanos, y más allá, en la misma esquina,

dos o tres rumanos o búlgaros y tres o cuatro putas, juntos y revueltos,

de día y de noche;

… aquí, tan arriba, somos casi todo lo que hay;

porque luego, más allá, si seguimos lo que era la acera,

sale al  paso un cacho de calle abandonada y repleta de hierbas,

con las arquetas rotas y los bordillos llenos de verdín y sin poner;

sin embargo, mira por dónde: aunque los palos del tendido eléctrico están cayéndose

a trozos de puro viejos, la empresa de la luz no ha dejado de poner contadores;

¡ ahhh, cuánta cabrontía hay aquí… !

… es una jodienda estar en un sitio como éste, demasiado alto y a pleno descampado,

aunque todo hay que decirlo: al llegar la primavera, y por unos días, muy pocos, es bonito sacar la cabeza

y ver cómo nacen de nada y tiran las hierbas;

pero enseguida se reseca todo y van quedando al descubierto los plásticos y las latas

que, como locos, vienen rodando  y rugiendo desde los vertederos;

¡… cómo, cómo habré llegado a esto !  no sé;

de todos modos, creo que ya debo estar cerca del final, sí, creo que ya muy cerca,

eso se pispa y se huele,

lo siento, lo tengo en el corazón;

últimamente, no hago más que preguntármelo.

———————————————————————————

SIN FE, SIN LUZ Y HECHO PEDAZOS

¿ … querré decir, hoy, banqueros y políticos, aparte de curas y maridos/compañeros asesinos ?

… no, no son otras las raíces del mundo, porque ¿ quién por fama o dinero no ha destruido

algo, quién no por sexo o poder… ? ¿ o aun, y así, quién no a sí mismo ? sí, digámonos:

¿ quién se libra ?

… no hay demagogia alguna, aunque mucho, mucho antes de que mataran a mi padre,

también era así;

y porque éste es mi tiempo: rápido y cínico, trivial, indocumentado como casi toda la eternidad vivida

y que percibo ávido, enfurecido y completamente sordo, como ahíto de una fuerza absurda

y extraña que proviniese de la tierra y el aire y me convirtiera en un desalmado que apenas quiere mirar atrás;

… a veces cojo trozos de periódicos de vertederos y garbigunes para saber aún quién soy

y para, después, de paso, poderme despachar a gusto y a voces con La Cloti, mi senil vecina;

[porque ella sí que tiene una televisioncita en blanco y negro, enana y ridícula,

y antaño, cuando me dejaba verla y a altas horas de la noche, reñíamos como condenados

y sin miramiento]

… en verdad sólo veo correr, correr y correr a todos por todas partes sin nortes ni sures ni agua,

sin señales, en desbandada …

… Dios que vas en mis zapatos rotos: nosotros, los hombres, deberíamos saber dónde estamos

y a dónde nos llevan;

mejor, deberíamos ser nosotros quienes nos lleváramos a nosotros mismos…;

digo esto porque me hecho viejo y acaso siento miedo, y porque cada vez soy más pobre,

más pobre, mucho más pobre;

sé que lo soy cada día mucho más, y bien sabes que ni siquiera coticé al Colegio

cinco miserables años;

… aunque ya me da igual, nadie va a darme nada;

y porque seguro que me muero de repente o quizá todo acabe antes porque tal vez alguien,

de cualquier manera, termine matándome;

… el otro día cogí un periódico y vi que un tal Castells intentaba contar lo que le pasaba al mundo,

y maldita sea, hizo que todavía oyera a mi madre llamándome por la ventana;

y qué desdicha, tíos,

todo atropellándose y yo como huido, hecho esta puta birria: un bodrio, un verdadero apestado

y metido en esta cueva de mierda sin fe, sin luz y hecho pedazos,

una verdadera miga…;

…Titis del mundo, qué desdicha, repito;

después de no valer un real,

qué trago;

en suma, una traición bien propia y de cojones;

siento, siento decíroslo,

pero eso, eso soy.

———————————————————————————

… DECIDÍ IR A BILBAO, a verlo

…hoy he estado sereno al levantarme y hasta he tosido poco;

luego, como si fuera a ir a juicio, tras entrar en la cocina y tomarme unas gotas de café amargo,

de cajas y cajones saqué mis mejores ropas, las estiré y me las puse despacio y en el tren de diez

me fui a Bilbao; y no me creerán, claro, pero fui directo a ver desde la explanada de la entrada

el Guggenheim, y luego a hacer y a andar de decente por el parque de Doña Casilda, a pasear

por Gran Vía y después por Diputación y por la peatonal de Ercilla…

…Bilbao se ha vuelto muy hermoso;

¿ puedo decir que yendo así, de cara y a la luz del día, casi me avergonzaba al mirarlo ?

… a alguna gente le chocaba que un tipo como yo, con chaqueta arrugada y manos metidas

en los bolsillos, reparara con atención en el lujo de los escaparates y en los edificios importantes,

o que tal individuo se detuviera a oler con deleite flores que crecen en las jardineras de calle,

junto a los árboles…; ¡ quién sabe, en realidad, qué podrían pensar … !

… sí, en verdad Bilbao es hermoso; ¡ … y recordar que yo me hice en sus calles y plazas y que fui joven

y que crucé por ellas con el don de la vida en alto, con ilusión de hombre… !

… en un banco de granito, de ésos que están junto al Metro y al Corte Inglés, me paré a descansar;

pero fácilmente me di cuenta de que ya no tengo costumbre de ver pasar tanta gente ordenada

y en silencio, ni de su cercanía, ni de su educación…;

¿ … y mirar la calle Buenos Aires… ?; imposible; ya no, ya no volveré a subir ni a bajar

por Buenos Aires, no, nunca; ni volveré tampoco a Bombero Etxaniz, ni a Lertxundi,

y asimismo y tampoco a Albia; ahora creo que la Audiencia está en Barroeta Aldamar

y el Colegio en Rampas de Uribitarte, en un palacio de verdad, en un auténtico reino…; ya es igual;

[sólo quería pensarlo y poder escribirlo] olvidar es criminal; hay ratos peores que la ruina.

———————————————————————————

SI AÚN…

… si aún encontrara un resquicio de vida para mirar al cielo con dignidad;

pero, si así fuera ¿ qué iba a decirle ? ¿ a qué atisbo de luz podría dirigir estas mugres y desastres

y con qué señal, con qué razón de hombre ?

… oh preguntas que no dais al corazón más que venganza frente a lo perdido

y una sed azarosa y ciega que nunca, jamás ha de calmarse;

tan ahíta está el alma de tragedias;

… recuerdo, sí, aquellos días en que ardiéndome las manos, las sienes y los huesos

era capaz de parar, enarbolar en alto el mundo y desafiar su hez y sus herrumbres, beber su daño

y después combatir por él y por mí;

sin embargo, y no obstante, la necedad propia es otra cosa y viene sola y por sí misma,

y también lasciva, y airada;

así me sacó la vida de los goznes, así me picoteó en el mar de los ojos y cantando estuvo en ellos

cual pájaro excelso de virtud y fuego;

y así, así fue en la razón;

¡ … si pudiera construirme – digo – un serio dolor para lenta y conscientemente amarlo, educarlo y vencerlo;

ah, si tuviera aún prestigio para hablarle al alma y al hacerlo no morir !

¡ … pero es tan vergonzoso y trágico, intentar reparar sin honor el pábulo del espíritu, tanto y tanto… !

———————————————————————————

HAN MUERTO MIS AMIGOS

… ¿ sabéis ? Tuli y Olino la han joío;

…los muy cafres me tiraron del coche en plena marcha y enfilaron como locos para Artxanda;

la verdad es que no sé por qué reñimos, la cuestión es que los vi marchar como rayos para arriba;

… y ahora, ¡ joder ¡ están allá abajo, hechos trizas, en el depósito de Cruces con los ojos amoratados

y la frente y los ojos perdidos de sangre; oh Dios, oh Dios, Tuli y Olino…, los dos;

.. y la Miren, pobre ¿ dónde estará, qué habrá hecho, qué habrá dicho la Miren ?; no la he visto,

no la he visto siquiera; ¿… y el pobre Tuli… ? sin nadie, sin un alma alrededor…;

yo les dije allí quien era, lo dije y lo puse en el libro, sí, lo dije, se lo firmé y allí quedó;

así, si alguien pregunta, puede saber que Tuli no fue una puta mentira sino que estuvo aquí,

que zumbó mucho por este barrio inmundo con Oli y conmigo;

… qué cabrones ¡ por qué subirían a Artxanda de esa manera ! ¡ cualquiera, cualquiera sabe !

¡ … igual se les fue el coche, igual los pisaba la policía… ! ¡ pero qué cabrones, joder,

no hay derecho ! si al menos esta noche nos pusiéramos a mear como antaño, tan tranquilos todos

en medio de la calle, sí, mañana ya veríamos; pero los dos están muertos, muertos y bien muertos,

que ya, ya es decir; creo que se lo diré a la Cloti, sí; aunque, claro, ella, los odiaba;

pero, si se lo digo, igual se remanga y me hace compañía esta noche un rato, después de todo…;

¡ no te jode, no te jode, qué par de cacho-cabrones… ! ¡ hombre, no y no, esto no se hace… !

———————————————————————————

AL ANDAR DE LOS DÍAS

… desde que Tuli y Olino la pencaron,

no soy nadie;

en dos días me he puesto reumático perdido y tengo dolores por todas partes, no valgo dos reales,

ni uno, qué voy a valer…

… la verdad es que ahora, como no doy palos ni paso ni pillo nada, vivo a pan y a agua con una pizquita

de yogourt;

antes, si la cosa iba mal y había prisa, íbamos a los supermercados o entrábamos a alguna casa rica

y la cosa se arreglaba;

ahora ni eso, no podría, no me llega el resuello y además me asusto…

… vienen los días y los dejo pasar ensimismado, sentado al lado de las basuras con la cabeza

hundida entre las paletillas y las manos;

qué ironía, pero cuando estoy así, después de un rato, me da por pensar que me gustaría leer un libro

o escribir un poema como hacía antaño, o simplemente hablar un poco con alguien,

con alguien educado, limpio y amable…;

pero si me da por mirar de lado y para arriba, veo a La Cloti a la ventana sin parar de sacudir

su maldita y harapienta alfombra o saltando al tejado su hilera increíble de gatos famélicos;

… de ahí que continúe quieto y como muerto, mirando fijamente cómo pega la luz contra las latas

y los tarros de vidrio de los vertederos, y cómo, mientras graznan las gaviotas, las urracas y los cuervos,

–  tras mirarnos y mirarse – entre unos y otros, con usura, nos vayamos repartiendo la tristeza, los desechos y la ira;

… al poco rato no nos vemos; luego ya no hay nada.

———————————————————————————

OSCURIDAD

…una tormenta terrible está machacando y triturando el barrio y el monte y se ha cargado la luz;

encima de mi cabeza, los gatos de la vieja Cloti maúllan desesperados, y ella, como hace siempre,

ha empezado a arrastrar sillas y mesas como una obsesa hasta que el mundo se detenga y se le pare el miedo;

… amigos de la opulencia y la fuerza ¿ recordáis el miedo… ? ah ¿ … y la congoja ?

¿ y la debilidad y la senectud y el trueno aterrador ? ¿ los recordáis a todos ellos, despiadados y juntos ?

¿ y la muerte pensando y husmeando de cerca, la conocéis ? decidme ¿ los habéis visto y vivido, sabéis qué son… ?;

… porque por Dios y en nombre del viejo Baudelaire, oídme esta noche,

que con voz y vida indignas os lo recuerdo y he vuelvo a preguntároslo,

pues esta noche todos y cada uno está subiendo y bajando a través de esta casa quebrándola, estallándola,

confundiéndola y mezclando el crujir de los huesos con el trajín de las mesas y los atormentados

maullidos de los animales, cual desquiciadas y horribles bestias;

… esta noche, en este instante, ahora mismo, digo, el orbe entero está tirando y aplastando gotas de sangre

contra estas paredes y el corazón, contra las baldosas y el aire infecto porque esto es la opresión, la caída,

el gesto infame e indolente del mundo contra el ser;

es – lo afirmo aquí con furia – la reverberación inconcebible del espanto y la espada, hiel a hiel y cara a cara,

ah costra enferma de sordidez e inmundicias de animales y seres envilecidos, tristes y acobardados;

… sí, después de todo, y aunque me desprecie y me odie, decididamente esta noche subiré con La Cloti;

removeremos juntos sus sillas y sus mesas.

———————————————————————————

DE LO QUE MOBY DICK ME GRITA EN EL COMBATE

[“… recuérdese que el espíritu no envejece ni enloquece”]

… escucha, chaval, y no te amilanes ni acojones, porque, si te acojonas,

van a caer sobre ti como buitres las hostias y vas a tropezar y a ser roído por chinches y por piojos,

empezarás a ver la luz en negro y se te convertirán las noches en pozos tétricos con ratas,

con búhos y cornejas;

porque, óyeme bien, si te acojonas, no vas a tener salida y con el rabo entre las patas,

como un vil paria o puta por rastrojo, vas a tener que andar constantemente huyendo y maldiciendo

por el mundo de un lado para otro;

¿ … y tú, eso, piraña amigo, tú eso … ? ¡ vamos, vamos, levanta… ! hace años que te conozco y sé

que antes reventarás, que te restregarás o sacarás los ojos, que inventarás si es preciso molinos

con aspas como alfanjes y que justamente te jugarás frente a ellos las manos y la vida;

¿ … a qué, a qué esperas ? corre, corre y no llores; ¿ es que aún no sabes

que cualquier vulgar pichambre tiene que matar su propia peste y comérsela para seguir corriendo ?

¡ … vamos, piraña, vamos, es tu oportunidad, salta, salta ahora sobre el mundo

ardiendo y jódete, quémate o rómpete el espinazo si es preciso y pégatelo a trozos;

y luego, cuando estés bien jodido y hecho trizas en el suelo – sí, bien jodido y hecho trizas –

después, insisto, cuando pretendas levantarte porque de verdad quieras vivir y respirar,

seguir viviendo y creciendo, entonces, chaval, ya, ya hablaremos para más;

no ha llegado tu hora.

———————————————————————————

ACERCA DE LA CONSCIENCIA DEL TIEMPO

… sobre el cerro que rodea la ciudad, mirando para atrás, se ha parado el tiempo;

… pasó arrasando cuantos cachivaches encontró a su paso

y ahora está quieto, absorto, mirando con insistencia hacia nuestras calles y rostros,

como si estuviera desmenuzando los mínimos detalles de nuestras manos,

de nuestros gestos, de nuestras almas;

… nunca lo había visto tan grave, tan gris y altivo, jamás tan concentrado en analizar

quiénes somos y qué hacemos, qué proferimos o adónde vamos;

… da miedo verlo;

contemplar su frente resulta sobrecogedor;

y aunque de momento sea inconcebible que ocurra, sería en todo caso terrorífico,

– tal vez espeluznante –

que decidiese volver, ah, probablemente fuera terrible.

———————————————————————————

CONTINUAR

… mientras impotente asisto al descalabro de mi juventud,

en el pecho tiembla y grita un poso de intempestiva tristeza;

andaba yo como escondido, como agachado tras las tapias de los huertos y la vida

para que pasase el tiempo sin verme;

y no;

… pero alégrate, corazón, has tenido la oportunidad de un tiempo en que latir,

corto, sí, pero alégrate;

recoge la luminosidad de las cerezas y llévala a lo alto,

junto al honor, junto al labio, junto al diezmo de luz;

… por tanto ¿ a qué temes, corazón ? ¿ qué tristeza no vencerás tras aceptar cada flujo

y confidencia en la sangre ?; después de todo, te he visto pensar y dudar,

pues sé que una y otra vez sueles coger esa duda dramática acerca de tu inmadurez

de hombre;

… pero por más que se diga, al final siempre asusta la ingravidez que impera,

esa horrenda y dura emoción que instruye y llena por dentro la tremenda oquedad

con que existe el olvido;

… ah, como si no tuviéramos codicias importantes para el label de la muerte.

———————————————————————————

HACIA EL SER UNIVERSAL

[del republicanismo]

“… yo soy el corazón del viajero, su Flor de Lis y honor, yo, la república;”

[… porque, aunque hondo y alto silbe y cruja el viento,

pensad que sólo arrastra viejos gritos, viejos dolores, viejos perfumes;

deteneos, escuchadlo y sentidlo, pues no lo dudéis, es el vuestro]

… porque ¿ quién será la república, su pálpito y aliento ?

¿ quién buscará una estrella oscura y frotará y frotará hasta que el mundo

en ella se incendie y fulja libre ?

¿ … recordáis a aquél, vuestro íntimo guerrero, el que herido de ilusión y muerte

desapareció en batalla porque bebió y juró los cálices divinos y civiles de los hombres ?

ah, vendrá muy pronto;

¡ … y qué ha de hacer en tanto con tanta soledad y la sensación terrible

que en su alma instruyen la espera y la tristeza !

[… miro a lo lejos y, muy lentamente, se aproxima la noche;

… entraré en su corazón y, frente a sangres duras, de pulsión eterna,

con otro sol y otras rosas lucharé y lucharé por la república;

… no en vano yo soy su ley, yo, yo soy su príncipe]

———————————————————————————

… PARA “ORIÓN BIS”,

MI VECINO, QUE AÚN VIVE EN LA SAL

[ … muy seriamente se lo vengo advirtiendo,

pues vive en esta casa desde siempre, viste la ropa de su padre

y ansía a toda costa una esposa idéntica a su madre;

oh, Dios mío, qué va a ser de él … ]

… ah, querido, soy el que viene del otro lado del mundo,

el que sin cesar de dar vueltas al cielo y a la tierra

y retorna a aquí, el que os visita;

… y si el fuego es mi padre y el agua mi madre,

yo sólo soy brizna calcinada,

aire,

mío sólo;

¿… posas tus ojos sobre la palma de la mano

y hiede tu corazón a sombras, a dolores y humos …? ¿ te lamentas, Orión Bis, dudas… ?

… porque si es así, tendrás que abrasarte por dentro y salir huyendo, arrojarte al mar

y convertirte en luz, en lecho y cuerpo, y además construir tu barca de amor

para salvarte;

… si eres de sal, aún de sal, oh amigo y hermano por la tierra,

si aún lo eres, digo, no celebres tu fiesta de vida con este mineral de muerte,

ah, no permitas que la vieja que pasó llorando y asesinando a Irlanda vuelva,

no consientas que pase y asuele de nuevo tus bodas, hoy, con la muy excelente,

muy noble y sublime: la ingente libertad.

———————————————————————————

DULCINEA

[la propia alma]

… músicas, en las umbrías profundas oigo músicas;

¿ dónde estás compañera, dónde ?

… con los brazos partidos levanto la tierra, persigo los ecos,

y entre batallas y piedras y huesos de amor te busco;

¿ … dónde, dónde estás compañera, dónde ?

[y en mi búsqueda lates cual luz temblorosa

que, entre hogueras de sangres, bella y pura recelara arder]

¿ … estarás aquí, aquí, compañera, en mis venas de fuego,

en el don de esta rosa y aplacando este mar… ?

¡ dónde…, dónde estás, compañera !

———————————————————————————

MI CIUDAD

… entro en la ciudad de mi alma y, al hacerlo,

todo se me anuncia y transforma: su aire, sus piedras,

su paz y sus ríos…

… entro y, con celo, por sus calles de luz y sangre voy pisando,

por el fuego de sus lumbres voy descalzo;

… ah, la flor que llevaba ¿ la habré perdido ?

… llamo y grito ¡ rosa, rosa… !

y aunque sólo hay silencio, la ciudad de mi vida refulge y me habla;

…por ella van cantando los dioses de mi boca.

———————————————————————————

… EN MI PROPIO CUERPO

… hijo mío, hoy el cielo resplandece como una fiesta de luz

con timbales de oro;

sin embargo, al cobijo de esta humilde alcoba,

tú despiertas aterido y postrado, y tus miembros, cual alas cansadas,

parecen caer desde un vuelo infinito entre sábanas purísimas del ámbito del aire;

… tu madre y yo admiramos tu paciencia y fuerza, hijo,

y tus ojos – tus señales de vida – nos permiten salir al mundo, regresar a tu lado,

y aspirar el aroma divino del amor y el olíbano.

———————————————————————————

ILUMINACIÓN DE LA “NOCHE OSCURA”

… sobre semillas de amor puro crecen los brazos de mi hijo;

[oh sol amado, joya, luz y oro de mi corazón,

canta mientras los laureles crecen, mientras los pájaros se asomen a tu resplandor, llámame]

qué otra noche oscura podrá impedirnos este breve vuelo y estrechar los lazos

que aúnan nuestras vidas, hijo, qué otra ilusión o vendaval de nieve podría detenernos,

dime, qué otra muerte, qué otra batalla aún;

… por entre altas rendijas del aire se ve encendido el cielo;

bajan por ellas guirnaldas y ángeles, gotas vivas de fuego y lluvia caen …;

pero nada, nada  imaginable puede ser comparado a la esbeltez de tu alma, nada, hijo,

con la ternura infinita con que tus ojos dan vida al claro y limpio curso de la noche.

———————————————————————————

PRIMAVERA ÍNTIMA EN LA TIERRA

… por los huecos sin fin de mi morada

brotan hoy madreselvas y jacintos,

y, hermosísima, embriaga mis recintos,

la esencia de una rosa deshojada;

… huele a luna y a lluvia esta jornada

y a otros panes oscuros y distintos;

sobre el vuelo mortal de los instintos,

siente el alma la noche iluminada;

¿ … cómo puede la vida ser tan bella,

si, emergiendo de un ángulo imposible,

por el barro se enciende y se destella ?

… en su copa, amantísima y tangible,

entra Dios, y mi ser se hace visible,

fundiéndose en el Sol que habita en ella.

 

 

 

 

§§§

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios »

  1. Howdy! Someone in my Myspace group shared this website with us so I came to take a look.
    I’m definitely loving the information. I’m bookmarking and will be tweeting this to my followers!
    Great blog and wonderful design.

    Comentario por baby advice — 09/06/13 @ 12:16 am | Responder

  2. Write more, thats all I have to say. Literally, it seems as though you relied
    on the video to make your point. You definitely know what youre talking about, why throw away your intelligence on just posting videos to your blog when you could be
    giving us something enlightening to read?

    Comentario por downloadable baby shower invitations — 28/06/13 @ 6:00 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.