CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

La ley y la espada

EXTRACTO DE “LA LEY Y LA ESPADA”

  1 – Nuestra herencia

  2 – 5º canto por la alegría

  3 – 15 versos  al pan

  4 – Irrupción del amor

  5 – Sobre el filo del cuhillo

  6 – Del arte y su obra

  7 – Del tigre/amor

  8 – La fe y sus conjuros

  9 – Vorágine

10 – Test de conciencia

11 – Mi Hyde personal

12 – Curar mis mares

13 – Viejos

14 – Misterios y revelaciones

15 – De cómo amor iba

16 – Profecía

17 – Evelina Núñez

18 – Para María Luisa Carmen (mi esposa)

19 – Lectura del mundo

20 – Nuevo tiempo: comienza la libertad

NUESTRA HERENCIA

 … y cuando el cielo te instruya,

ah, no regreses entonces para recobrar la casa, la lengua o ropas que usaste,

sino sólo ardor de hombre con que seguir corriendo entre el fuego ingente

de la eternidad;

… hijo, escucha: la tierra, el mundo, sólo son ficción de los sentidos,

cantos rodados de espíritu, aire y lluvia,

inasible ser;

los objetos que llegan y penetran por tus ojos caerán, desaparecerán en ti y en sí,

y por un instante, hijo, tal vez creas que solo y muerto, definitivamente abandonado,

hayas de vagar y vagar por un universo sin alma ni ternura;

… la desesperación, pues, es pieza a combatir, hijo;

lucha, lucha y véncela,

gana la batalla;

nuestra oscuridad nos ata a este candil de piedra

con que una y otra vez nos sale al paso para pulirnos e ilustrarnos la razón;

… porque la Verdad, hijo, es otra cosa ¿ te has escuchado con estricto silencio en el pecho ?

y ante él, dime ¿ has prestado suprema atención, rigor y cuidado ?

hijo, antes de que parta, detente y óyeme: de estas duras cargas se nutre nuestra herencia.

  ——————————————————————————————————————————————–

5º CANTO POR LA ALEGRÍA

… que llegue la alegría, que resucite y su luz fulgure,

que estalle el verbo, el mar, las constelaciones/hombre,

y que el sabio corazón – cual música y rocío –

en la mitad física del pecho se instale y luzca;

… pero ¿ y cómo el orden y cómo la libertad, cómo el vuelo ?

¿ acaso no son íntimos el valor, la ecuanimidad y el cierzo vivo ?

pues ¿ es que acaso no habrán de abatirse sobre la torre en resplandor el aire impuro,

noches y nidos de serpientes,

la opacidad del ser,

su herida ?

… oh inteligencia creadora, oh espíritu de vida, oh voluntad,

ejerced cual dioses y aplacad las ingentes lumbres negras,

el desbordamiento, la sed sin ley del corazón cansado;

… hallo luz pervertida y me devora;

busco el júbilo, pero debo asirlo e instruirlo con la espada.

  ——————————————————————————————————————————————–

15 VERSOS AL PAN

 … en la humilde faz del pan,

late la vida;

observándolo, uno intuye dación de otros astros,

fracciones de tiempo,

trabajos de alma instituyendo inciensos, amapolas y rosas

junto el brillo del trigo;

… reposa con esa hondura magna con que callan los héroes,

bajo ese aditamento del fulgir eterno ante el altar sublime

de los dioses;

… siglo XXI: crece su esplendor y se estremece la casa, la mesa;

voy a él

y el aire y mi mano se detienen,

pero, acercándome, lo tomo al fin

y entonces vibra,

vive;

… y no, ya ningún otro estamento con que gloriar y redimir el día.

  ——————————————————————————————————————————————–

IRRUPCIÓN DEL AMOR

… voraz, veloz e inaprehensible viene y surge en luz y guerra

un pálpito de amor;

y así, ingente, sin aviso abre puertas, remueve, incendia y derriba entablamentos,

enloquece sangres y marcha cual dios que hubiese de crear un universo

sin divinas ciencias, sin faz ni magnitud;

¡ y ay, ay de mí las veces que lo oí…!

… y el pecho es ante él cebolla blanca, miel o cera, ámbar, pétalo,

azafrán los ojos,

y el mar absolutamente flanco abrasador sin piedad ni ley;

por tanto, y luego, cuando de pronto se ausenta y queda el corazón entre sierpes y sombras,

harapos y cuchillos, y pregunta o maldice el porqué de las horas y las noches de plomo,

ah, entonces, vaciado el cuerpo, comido o dañado,

todo en él se torna voraz, veloz e incomprensible y es lóbrega guarida

de sierpes y de sombras, de harapos y cuchillos;

y ay de mí, las veces que hube de morir de frío por edades, eones y épocas,

ay, ay de mí;

… y miradme hoy,

mis iris son, aún, de mármol y canela.

  ————————————————————————————————

SOBRE EL FILO DEL CUCHILLO 

¿ …y es que nadie anhelará conscientemente apurar el dolor que yace en sí,

con que extraer y vertebrar su libertad ?

porque pensadlo bien y decidme: ¿ qué honor reviste sucumbir al placer,

qué mérito ?

habitaos antes y respondedme ¿ qué luz ?

¿  recordáis cuando él mismo exigió pervertir la alegría,

cuando abrió los diques y el mar embravecido nos quebró la luz del alma

y cundieron el terror, la oscuridad, la furia y el festín

de la muerte ?

¿ y la pequeña voz del corazón, nuestro insigne faro entonces,

–  la que alerta de riesgos y desastres

y fue acallada,  arrumbada y oprimida –

la recordáis ?

… cual  el cielo, ciertamente honda y dura es la verdad, sí, y de arduo acceso,

pero fiel y luminosa, serena y sostenedora, acompañante siempre,

y llama pura,

y viva;

… no, nadie anhela el daño y su tormento, pero ha llegado la hora

de la responsabilidad consciente y del valor: libres retos sobre el filo exacto del cuchillo.

————————————————————————————————

DEL ARTE Y SU OBRA 

… bajo gubias de alma se enarbola el océano y aúlla:

ruge la pasión, brama el deseo;

el espíritu sabe que el disturbio en que habita está herido,

y que así el pensamiento/forma, y que las ansias,

y que también las piedras/sal del corazón,

y que también la ley;

¡ … quién construirá su rubí o su diamante

y quién el oro,

quién, quién la libertad !

[… si tiembla y duele la razón con furia segmentada y seca

y fustigan por dentro la hojarasca, los hábitos o cardos,

las presunciones se abaten cual histéricos reyes desterrados sin gloria ni recuerdo

de sus reinos de hombre]

… lo veraz crea instantes íntimos de fuego, paroxismos,

intersticios por donde irrumpe y da este honor procaz al ser:

su rigor mortal, la palabra en llamas;

… huya, pues, la voz de su voz, la sangre de su sangre y tómense los cálices o espejos

y asúmanse, definitivamente vívanse;

… la verdad, en si, no admite imperfecciones.

  ——————————————————————————————————————————————–

DELTIGRE/AMOR 

… el amor todo lo calma, todo lo cura:

el miedo, el odio, la codicia, el hambre,

la llaga de dolor,

la enfermedad,

la duda;

… su luz transforma, asea, cauteriza,

y a su paso puede oírse la voz de Dios y su poder,

sus fuerzas buscando, levantando y abriendo manantiales,

fuentes vivas e íntimos resortes, el sustento, los amparos del mundo;

… y ello lo intuye y sabe el corazón, lo vive;

ah, cuando el sol cimiente en la sangre sus lumbres,

qué transformación no habrá, qué vuelo o valor no emergerán

para obtener y erguir la espada de los héroes;

… en la atardecida, bajo el volcán del tigre/amor, todo cruje y chirría;

ah, pero el trabajo del tigre es poderoso y excelso, sublime es su trabajo;

el tigre sufre, el tigre está incendiándose, arde al fin y  el tigre abrasa el mundo.

  ——————————————————————————————————————————————–

LA FE Y SUS CONJUROS

… íntima es la fe, sus ojos y piel,

su edad y corazón;

sale del pecho y se aloja en manos y trigos

e incendia en argumentos esculpiendo las estancias gloriosas y míticas del genio;

y qué hondo y alto su destello, su don cantando por la sangre

con infinita fuerza [pues tal es, tal es su belleza]

… no, nunca la razón ha caminado cual vestal y a solas,

no, nunca las fuerzas del alma,

y no, jamás su mentor o preceptor divino:

la voluntad;

… la fe es, pues, lluvia viva

y tigre en su cubil,

revelación,

dedo del mundo señalándole al hombre los vados

de la luz y de su luz,

y  relámpago de amor, paz, sabiduría ardiendo.

  ——————————————————————————————————————————————–

VORÁGINE 

… entre enjambres titánicos de luz se resquebrajan los cielos;

en concierto infinito rugen, ruedan y emergen galaxias, se obstruyen constelaciones,

–  se funden, estallan, se incendian –

y del Este del mundo arranca y marcha un alba ingente con que va instruyéndose,

es y va la eternidad;

… y no, esculpir el verbo aquí no es fácil;

han sido trastocados y removidos conceptos, dioses, números, geometrías,

la dicción es silencio y música, lumbre las palabras,

y fuerza, y técnica,

y poder;

la inmensidad no existe, yo soy la inmensidad y el dios,

cosmos y caos,

dilución presente y devenir de las cosas;

cual flor en tránsito divino soy – y sois –

ónice de amor que todo embarga y todo quema;

… del vuelo terrenal retengo testimonio.

  ——————————————————————————————————————————————–

TEST DE CONCIENCIA

… esta intención o propósito, este fuego que en la sangre observa, siente y habla,

que  medita y es más fuerte que todas las leyes penales y civiles de la tierra,

este fuego, insisto, qué lo produjo o quién nos lo trajo,

qué o quién es…

como ciudadela herida quema mi carne y en sus llamas crepitan mis enseres,

se disuelven mis cánones, chascan mis vestidos

y el honor de mi lengua cruje

y cae;

y siempre, siempre opté por desoír su voz que aún replica en mil ávidos instantes

por el dintel del pecho, y allá, lejos, tras la edad del corazón;

… hoy ocupa todas mis salas y bastiones, coge mi furia y va tiñendo de paciencia y calma

aquellos rudos precipicios con que ejercí y acrecenté las llagas

del desdén;

hoy, y en los peores momentos, ya sólo es en silencio y también en nimia, casta y leve brevedad;

… de este poder, de este tambor purificador de hombres digo,

de este fuego abrasador, de esta unción, de esta lumbre.

  ——————————————————————————————————————————————–

MI PROPIO HYDE

…  cuando un golpe de pasión y horror me invade el corazón de hoy

y lo lanza hacia un cúmulo de mal,

¿ podré eludir, acaso, al Mister Hyde que albergo íntimamente,

aquel cascarón de astral que construí con dientes, con odio y furia,

y que, cual estigma o cuerpo de pecado, abandoné flotando y esperando mi regreso

tras la muerte ?

… ay desgraciado de mí, templo acometido e incomprensible ser,

pues llevo por la sangre además de fuego, nieve, líquenes y témpanos helados,

cierzo infame,

frío sólo;

… oh ser, hombre mío, una vez más entra en ti, descúbrete y conócete;

todo, todo tiene causa y precio bajo el sol, todo;

y también su ley, su tiempo y su verdad,

y también, ay, su justicia,

y ésta, ésta es,

y así, y, también, este humilde y desolado canto.

  ——————————————————————————————————————————————–

CURAR MIS MARES

  … cómo curaré mis mares, las íntimas llagas del océano;

cómo tomar gota a gota sus quemantes, sus radiantes y cromáticos fuegos

e instruir en ellos un genio de luz pura,

si sus aguas rugen, rompen y enloquecen contra las piedras

del corazón;

… es bien duro ser consciente de la pasión y usura de la sangre

y no poder pararlas, ungirlas, resucitarlas,

y sin más dejarlas ir;

ay de mí, adónde acudiré si cada fuente y manantial de mar inflama y endurece,

rompe y quema, qué conjuro de hombre me valdrá sino este afán de verme roto,

espíritu a trozos o diezmado dios,

caído..;

…ah, la libertad del fuego no radica en darse únicamente en llama, abrasando y derritiendo por doquier,

sino en quemar o no quemar, incluso en recluirse, inmolarse y no encenderse;

tal es la ley de amor, su fuego y voz, su cántico inmortal;

…sí, hay días y noches crueles e irredentos, chacales tenebrosos,

pero sólo, sólo yo soy el candil e instructor de mis instantes, sólo, sólo.

  ——————————————————————————————————————————————–

 VIEJOS 

¡ … tanto y tanto pueden ser heridos, maltratados y torturados los viejos,

tanto y tanto !

un viejo es animal cansado que escruta entre terrores cada paso, cada ruido y voz,

cada estrépito del mundo;

[¿ habéis visto sus ojos…?]

… porque un viejo puede ser humillado, impunemente reprimido, empujado y golpeado sin piedad,

derribado y escupido incluso;

prácticamente puede asimismo ser preso, o recluido, cerrársele las puertas

y serle administrada la comida atrasada

de los perros;

… a  menudo, un viejo es sólo un bol de huesos, un muladar o pestilencia, un tedio a combatir,

70, 80 o 100 años sin voz ni luz, sin nombre ni canción,

un óbice final, un olvido;

¡ … tanto y tanto, digo, pueden ser heridos, maltratados y torturados los viejos,

tanto y tanto !

… frente a un viejo, se instruyen y derrotan los valientes.

  ——————————————————————————————————————————————–

MISTERIOS  Y REVELACIONES 

… en las horas profundas de la noche deslumbra y habla el sol,

construye;

todas las partículas/onda del mundo vibran y conversan, parten o retornan,

y en sus seres amantes surgen otras luces, otras labores,

otros soles y otras noches radiantes y divinas;

…ah, pero para quien escuche y mire,

el universo es íntimo estallido de conciencia y fuerzas, voces y materia

con mínimos descansos y enriquecedoras muertes;

… y no tiene fin, y así en hondura y altura,

en su marcha y devenir, en su cadencia y canto,

y su corazón está en tu corazón y así en los siglos y eones que serán,

en su instante/dios y en la luz que viene;

… hoy, y en esta hora,

la palabra es consumida por el don de ser y estar en todas partes,

y la expansión y aspiración no cesan;

más allá, el misterio es Él,

a Quien fe y razón humanas aún no pueden comprender ni concretar:

de El Ilimitado digo, de Él, de Él, del Innombrable, de El Absoluto.

  ——————————————————————————————————————————————–

DE CÓMO AMOR IBA 

… e iba Amor con su balde de nácar recogiendo congojas,

fracasos, desdichas;

se sentaba al lado del dolor y le hablaba, le acariciaba la frente

y sobre él extendía las manos al irse;

tal era su trabajo por casas y calles, escuelas y parques,

e igualmente recorría aviones, metros, autobuses, ascensores…

… y su jornada no tenía fin;

y cuando rodilla en tierra inspiraba o apretaba la barbilla al pecho,

adquiría fulgor;

… la última vez que lo vi fue al claroscuro de ayer:

cogiéndome de la mano, me ayudaba a subir las últimas rampas de la madrugada.

  ——————————————————————————————————————————————–

PROFECÍA

…lucharán, lucharán y construirán la democracia en sus tierras,

derribarán sus viejas casas, sus viejas lenguas, sus viejas religiones,

y con fe y razón emergerán al aire,

–  a la libertad –

al amor,

luz del mundo;

… y cuando perciban del sol su esencia pura y viva,

ah, entonces, deponiéndolas, unirán sus leyes y naciones, sus repúblicas,

y el grial del ser les arderá en el corazón;

[… el tiempo es médula invicta de infinitas claves de oropel

con sus diez mil caídas, diez mil silencios y diez mil resurrecciones,

pero si grande es el trabajo, el destino ha de ser grande si dúctiles son la luz,

la flor y el reino]

… y aun instruyéndose, por edades la verdad planeará sobre las aguas,

–  las limpiará, las confortará –

pero, al fin, el fuego abrasador inscribirá su nombre.

  ——————————————————————————————————————————————–

EVELINA NÚÑEZ 

… conscientemente, con cada pensamiento y emoción esta mujer construía el mundo;

tras crearlo con rosas y lirios, sus frutos divinos, guardaba la palabra de oro

en la garganta, allí la escondía, en su templo;

de ahí su casa interior, la ardua cosmogonía con que implantó

su primera libertad, su ley.

… Evelina Núñez tosía, barría y enceraba escaleras,

y, cuando miraba hacia dentro, sabía cuando ardía un rayo de sol

sobre una mota de polvo o el mar;

su primer nacimiento databa de los tiempos en que advino el rocío,

por eso conocía el fuego vivo, el agua viva y demás enseres

con que hierve el espíritu;

… Evelina Núñez recordaba sus nombres, sus rostros y fechas de sus muertes,

pero también sabía de una deuda de amor que en una y otra vida

le arreciaba y abrasaba el alma;

de ahí su austeridad frente al dolor, o la humilde luz que usaba

cuando entraba en su ser, y, en excelsa paz, su ser encendía.

  ——————————————————————————————————————————————–

PARA MARÍA LUISA CARMEN

[mi esposa]

 

… amor, “mi kasika”,

por hondos corredores en que es deidad el ser, te deposito;

[es una labor de manantial, de íntima esbeltez, de residencia]

… ¿ sabes ? a este instante vine, pues que en él fulgías,

en él atesoraba el tiempo los sagrados cálices del cielo y de la tierra,

su pulso y júbilo,

y este humilde e inherente poder con que te guardo y amo;

[… un honor ha sido,

un privilegio,

una estancia hermosa vivir]

… y mientras discurrimos aún, un canto, un acorde hay que trasciende el aire,

la casa, el ser y el corazón,

pues todo aquí, junto a ti, vivo está,

todo alienta,

late,

y es;

… amante, amante, en este instante o haz de lumbres,

– meciéndose serenos, limpios y encendidos –

sobre la mesa verde voy dejando la tierra, el mar, la voz, la luz.

  ——————————————————————————————————————————————–

LECTURA DEL MUNDO 

¿ … un trabajo al que nadie puede faltar y del que nadie ha de ser excluido ?

es la escuela/taller, la escuela/mundo,

y máquinas, faxes y móviles, surcos y horas son sus clases y libros,

su luz y sus pupitres;

y así nuestro amor y desamor, y el odio, el egoísmo, la venganza,

columnas vertebrales en esta casa/templo de ingente y magna exactitud;

… cuando uno llega y acepta su grado/escuela, busca su aula por pasillos y puertas,

entra, toma posesión y en su íntimo temblor se reconoce,

lucha y crece;

pero, ay, a veces, bajo piélagos de mugres, de cierzos y diluvios en que habita

y vibra el ser, la escuela se convierte en asfixiante y duro secarral o en mar o río inhóspito,

y en su libre albedrío abandona, maldice y quiebra el ara viva de instrucción y expiación;

… en el átomo/simiente, o Libro de la Vida, va inserta la verdad: ya el esfuerzo y triunfo,

ya el fracaso o deuda a  resolver;

si exigentes y justos son maestros y tutores, infinitas son las causas y lecciones a impartir,

a todos y a cada uno en cada instante lo preciso y justo, lo que corresponde a cada cual.

 ——————————————————————————————————————————————–

NUEVO TIEMPO: comienza la libertad 

 

 

…surgid, volad y construid, que todo, todo está por hacer:

la sangres, los caminos, los mares de cristal y el verdor del aire;

desde el ágora, desde el pantalán del tiempo y todas las cumbres de la tierra

mi corazón está clamando;

… somos todos y uno a uno golpe a golpe,

la complexión del sonido instando nuestras densas y agraces formas,

y somos asimismo el dragón, los dragones, pero ay, también y a un tiempo el esplendor,

– las modernas serpientes –

la algarabía de quienes han construido a fuego las estancias íntimas del Rey;

… llega el XXI golpeando y removiéndolo todo:

sellos, signos, emblemas, baluartes, paramentos de ser y alma,

[quebrantos, detrimentos]

– vejez y esclavitud –

la antigüedad ha terminado;

las grillas del sol y de la tierra se han movido;

resucite, pues,el hombre;

comienza la libertad.

= = =

2 comentarios »

  1. […] Ya podéis leer un extracto de mi nuevo libro de poemas “La ley y la espada“. […]

    Pingback por Nuevo libro de poemas: La ley y la espada « POESÍA ACTUAL- SIGLO XXI: Orión de Panthoseas ® — 13/12/10 @ 11:15 am | Responder

  2. Hey There. I found your webpage researching with yahoo. This is often an extremely perfectly published report. I’ll be sure you bookmark it and return to scan additional of the invaluable info. Thank you for sharing it. I will totally be back again once again.

    Comentario por Peridot — 11/01/12 @ 8:29 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.