CURRENT POETRY – POESÍA ACTUAL – SIGLOS XX-XXI: Orión de Panthoseas ®

Del agua y del fuego

… con gratitud y reconocimiento

dedico este libro a todos aquéllos

que pasan por el mundo

construyéndolo.

= = =

EXTRACTO DE “DEL AGUA Y DEL FUEGO”

1 – Aprehensión de la libertad o tesis de la infinita muerte
2 – Niños de la historia blanca
3 – Rebato
4 – Breve tratado acerca de los dioses
5 – Libre
6 –La muerte de las palomas
7 – Después de todo
8 – Rememorar y restañar las cosas
9 – Alegato contra las cárceles terrestres
10 – Discurso íntimo para mi padre
11 – Ordenar la mañana
12 – Cualidad de fuego
13 – Crónica de la propia guerra
14 – Ya somos otros
15 – Rosas de agosto
16 – El compromiso
17 – Desolación en la casa de aire
18 – Tierra abandonada
19 – Racionalización de la alegría
20 – Los días breves de la vida breve
21 – Viejas estaciones
22 – Acontecer

APREHENSIÓN DE LA LIBERTAD
O TESIS DE LA INFINITA MUERTE

… puesto que he de abatir inexpugnables presidios de antiquísimos órdenes,
y el pus – secta o hez de mi pensamiento –
necesito abrir, escuchar y saber con qué imposturas me deleita la sangre,
y con qué ilusión y adornos me oprimen sus anillos;
… hombres y mujeres extraños entran y salen de mi corazón,
y extrañas mariposas, unicornios y ángeles golpean,
sacian su sed con tiempo muerto, con espantos de amor, con vísceras de un ser que ya no crece;
… todas las revoluciones, estragos y ordalías llegaron a mis puertas
y entraron en mis mundos,
y hoy debo trascender el mar, ungirlo con rocío
e instar mis continentes hacia el verdor del aire;
… a partir de hoy, y aunque duela saberlo, correré el riesgo de morir y dar mi vida,
– callada y conscientemente –
por intentar labrar e instituir la luz.

 ———————————————————————————

NIÑOS DE LA HISTORIA BLANCA

… y allí estábamos, como rosas tardías o pájaros varados en un cielo escondido;
… mientras era el silencio nos cayeron las lunas, la luz, el movimiento,
roto todo, ay memoria, mientras pegaba y golpeaba la belleza caída,
vertiendo la ilusión tan joven, o no tan joven, por el uso y abuso de la muerte;

… si alguien vio vadear las cegueras del alba, si alguien vio cómo fueron las navajas
del hambre, los témpanos del miedo, ah, si alguien los vio, sabe bien del amor,
pues que el dolor se acaba amando – ah desgracia infinita – aunque torne amargos
los panes reverentes;

… fue en el pueblo y en la ciudad de piedra, en los presbiterios sacros de los credos civiles,
fue donde sólo hijos-súbditos hubo, hijos yermos, desvertebrados hijos, hijos tristes;
… éramos madreselvas-niño o niños-madreselva pálidos por el sur de las tardes,
tras una iniciación tan épica en las toses y gritos,
en los estremecidos vendavales del corazón;

… los niños de la historia blanca, ah, bien lo recuerdo,
jugábamos en las venas rojas del río y allí nos descubrían,
combatiendo la noche con la sangre furtiva de una hoguera.

 ———————————————————————————

REBATO

… siguiendo el curso de los acontecimientos,
ayer mismo éramos muchos los que irremediablemente íbamos a morir,
los que con la mañana, las horas y el sol hechos pedazos,
– y llenos de agujeros –
como tributo de pago inexorable íbamos a caer sobre el asfalto
y a ser pisados por los viandantes, a pasarnos los autos por encima,
y a ser cubiertos de tiempo, de dióxido y noches monótonas de hielo y lluvia;
… pero estamos aquí, quizá solos o con el miedo creándonos aún escalofríos,
pero al fin reales como piedras, vertebrados en mujeres y hombres nuevos,
hondos, puros y nítidos cual sacramentos vivos;
ved cómo la vida nos tocó a rebato en su última noche, cómo resistió la lucha
hasta hallar el río de la madrugada y nos trajo a salvo aquí, a este instante
más fuerte que el asfalto, más fuerte que la furia del dolor y el destino,
pero más, más frágil que la luz, la luz que había.

 ———————————————————————————

BREVE TRATADO ACERCA DE LOS DIOSES

 … también, también los dioses se equivocan;

por muy dentro, por muy hondo que vivan,
los siento llorar, brillar y gemir entre luces fugaces por mis barros oscuros,
o tapiar con olvidos y arcillas definitivamente los boquetes
que van dejando al desaparecer;
… y también ellos se cansan, y salen al atardecer conmigo
a entibar la noche íntima, a estremecerse, a recoger dos estrellas del cielo
para luego toser un poco y regresar a casa;
… a veces, en silencio, hombres y dioses cansados nos encontramos en el portal
y subimos en el ascensor como refundados, como solidarios;
… al final, cuando es así, hay unánime mesura en nuestras breves
y simples despedidas: todos nos vamos y nadie tira piedras.

 ———————————————————————————

LIBRE

… los dogmas,
– credos o anillos de dioses o de hombres –
alambraron y atajaron mis manos y mi alma, y mis ojos y labios con tumbas,
con sierpes, con terrores;
[y también con fuegos, y palabras, con duras, con eternas y terribles palabras]
… siembra de libertad yo,
que atravesaré los ríos, que incendiaré con vida sus orillas
y arderé con ellos dentro;
que torrente incendiado y cual son de espíritu bajaré a la oscuridad,
y cogiendo la espada de amor y a tajos intentaré romper mis nudos de hombre:
los de las manos,
los de los ojos y labios
y los de acero del corazón…;
– – – – –
– – – – –
¡… ah, no !
yo no podía ser frente a mi ser otro bastión íntimo y civil sino la guerra;
[hasta mi muerte, la real e irreal,
hasta que cunda, por mi mente y cuerpos, ese extraño y vivo honor de los contextos míticos, auténticos y libres:
el de hombres que luchan, y que mueren y mueren, por pretender vivir]

———————————————————————————

LA MUERTE DE LAS PALOMAS

… si pudiera llevar hasta la puerta de mis amigos agua viva,
– la que recojo de la muerte de las palomas –
y entrar en la ciudad no pregonándola, sino a solas y contra los muros del corazón,
mis amigos ¿ no saldrían a combatir la muerte ?
… y, si aun resucitadas las palomas y ardiendo luminosas en sus manos,
no llenaran los ojos con su luz quemante,
¿ qué valdría su muerte, qué valdría ?
… pero mi ciudad no tiene nombre ni plazas de mercado, ni templos,
ni tampoco monolitos ni atalayas de metal ni de piedra;
por tanto, y siendo así ¿a dónde, a dónde dirigirme entonces ?

 ———————————————————————————

DESPUÉS DE TODO

… no sé cómo pude coger y acallar los gritos de la sangre,
ni tampoco cómo el resplandor, la pasión, el canto;
tras someter mis fuerzas a tan enorme silencio y observarlas tensándome la piel,
no sé cómo, irreductiblemente, digo, me situé frente a ellas
porque quería sentirme hollando los agraces dominios de la vida y de la muerte;
… mas no sé si tanta juventud ha sido sin más sacrificada ni cuánto hombre
logré esconder como un río;
en realidad, buscándome, no acabo de acabarme,
ah, pues nunca, jamás he terminado de explorar la extensión herida del agua;
… convendría que hallara ahora algún cariño mirando estos cobijos donde ser y hombre quedan,
donde con esfuerzo van surgiendo las brasas y el hollín, las flores,
el viento helado y los amigos;
convendría, convendría saber si las ollas que ocultas guardo son cuencos de rosas;
… si así fuera, convendría, pues, encenderlas y lograr que, sus fuegos,
me prendieran las manos y el corazón.

 ———————————————————————————

 REMEMORAR Y RESTAÑAR LAS COSAS

… amigos míos, si no tragáis carros y carretas y no vivís el dolor y revolución del corazón y la razón,
si no sentís pasar el tiempo y la desgracia y los resistís como a la muerte
e ignoráis al final que ya no sois quienes erais…
entonces ¿ de qué estamos hablando, de qué albor, de qué fragancia,
decidme, de qué tiempo o alegría ?
… porque hace poco ruido la sabiduría al tocarnos:
su canto es hondo y sólo en silencio abrigan sus pasos y sus lumbres;
… amigos, no creáis, pues, en historias de desaparecidos,
no en la luz aparente ni en la paz aparente;
he de deciros que no hay atajos ni atraques imprevistos,
y que nunca ha habido mayor insidia que el don sin más de deudas abolidas;
… ineludiblemente habremos de entrar y asumir cada horror y desastre,
y luego, para poder vivir, abrir el corazón, rememorar y restañar las cosas.

 ———————————————————————————

ALEGATO CONTRA LAS CÁRCELES TERRESTRES

¡ … oh cárceles, oh cárceles !
cómo instruir y armonizar el ser con venganza o miedo,
cómo con ira, o cómo con placer sobre un mar-hombre repleto de ansiedad, enigmas y tristeza !
… vamos, venid, compañeros, entrad al corazón y escuchad la alegría que instruye la piedad,
porque quién, quién no ha de cantar abriendo el alma junto al torno rugiente de las cárceles;
[… ya hemos puesto en su luz la luz del tiempo,
y ya, ya es la hora del hombre,
pues duelen la mejilla escondida, la verdad turbada y el muro alto, profunda e intensamente duelen]
… oh cárceles, cárceles, hospitales de hombres-dioses os nazcan dentro
y que vuestros caminos desaparezcan por siempre de ciudades y páramos,
de la región del odio y del profundo sueño de la sangre;
“… como los muros de Jericó, inclinaos y veníos abajo”,
clamo y pido ahora ante un firmamento atormentado y vivo;
[con la voz del mundo, con la razón y fe de esta edad que no debe morir sin el fulgor de sus tímidas,
pero ciertas y concretas luces]
… deteneos, pues, y caed por amor, rotundamente hacedlo como lo harán las fronteras, las lenguas,
los pasmos del color y el rictus delictivo de la muerte;
ah oscuridades ancestrales del hombre,
fungíos sin miedo y desapareced, caed, caed por Dios, y sucumbid conmigo.

———————————————————————————

DISCURSO ÍNTIMO PARA MI PADRE

… tu cuerpo, padre, es una piedra en el campo aquél, detrás del río;

no sé aún cómo llegó allí,
no sé;
… después de tantos años acarreando soles y lunas,
aupando de la tierra las terribles lágrimas que produce la oscuridad,
no tuve, padre, un rato de juventud con que pronunciar y estrechar con pasión tu nombre;
yo no sabía que un muchacho con el cuerpo de mimbre tenía que parar,
hablar con su padre y darle forma,
crearlo;
… y ahora ¿ cómo llegar a ti ?
¿ cómo sacar constelaciones y lumbres vivas del corazón y tocar tus manos y que lo sepas ?
… este oficio de vivir no nos dio para mucho;
pero, al menos, nos queda esta prenda serena de dolor,
la que acompaña siempre a los silencios duros y graves,
como el que ahora afronto, como el que ahora vivo.

———————————————————————————

ORDENAR LA MAÑANA

… de las cosas que instituyen mi vida,
este esplendor de sentir mi cuerpo y ver la luz y ordenar la mañana,
es la dicha luminosa de un instante hermoso,
veloz e inesperado;
… este instante me crea, me eleva los ojos desde mi propio dolor y la fugacidad que soy,
a otro instante de acendrado consuelo que me hacer ver,
sentir alrededor mi estancia a mis vecinos de toda la vida,
y esa paz profunda, la que nunca viene de las solemnidades;
… porque, si es legítimo estar en las glorias del dios y en la luz del deseo,
yo estoy aquí y soy un hombre,
y estoy buscando cómo ejercer este oficio mío, pequeño y desolado;
… miro, y no estoy solo.

———————————————————————————

CUALIDAD DE FUEGO

… recuerdo que era hombre porque fui un muchacho al que una niña de lumbre le abrasó la boca;
porque ardían los huertos de mimbres y cerezas cuando abrí los volcanes del mundo
y en mi alma produje tempestades de fuego;
… recuerdo que fui hombre porque quería vivir y coger la lluvia, prenderla,
y aspirar cada gota con su luz incendiada;
y porque, asombrado, y al cruzar la aurora con un resplandor de llama pura,
dije que todo habría de hacerlo con fuegos libres y brasas transparentes;
… recuerdo que fui hombre porque a esas horas los autos corren mucho
y va la sangre cantando, y uno se para donde sea para morirse un rato y resucitar a trozos,
o a tiras de piel, o para coger la eternidad y tirarla a un lado,
rodando en un bar o en la cuneta;
… recuerdo, recuerdo que fui hombre porque tengo las huellas de la alegría
y nada se quema impunemente,
y porque siento, vivo y guardo su imborrable secreto, entre el calor de los huesos.

———————————————————————————
CRÓNICA DE LA PROPIA GUERRA

… porque esta guerra íntima y dura,
la que corre ardiendo y destruyendo los presentes goznes de mi vida,
¿ podré ganarla ?

… tan desposeído deja el dolor,
tan frágil y solo, tan sin nombre,
que a veces llega a seducirnos el halo de la muerte
bajo el peso mortal del desconsuelo;

… entonces ¿ en qué río, en qué luz encontraré el sostén
que necesito, el que pueda darme esa brizna de aire,
ese verdor primero con que asir la esperanza ?
… sin remedio he de bajar la voz para juntar los huesos con los huesos y quedar aquí, escuchando,
intentando alzarme contra el ojo gris de un silencio sideral y enorme.

 ———————————————————————————

YA SOMOS OTROS

 … está yéndose el verano;

hay como un desvanecimiento, una sensación como de aire roto y brillos fríos,
como si de acá para allá convocasen las cosas a un rictus de acendrada y expectante tristeza;

…. y, sin embargo, todo está lleno y reposa,
o cruza cansinamente como buey que albergara los esfuerzos del mundo para volver a casa;

… ya, ya somos otros;
ya vibró en la sangre la alondra al mediodía
y ya, la enredadera, con sus hojas de estaño,
nos agrieta la sombra y toca el hombro;

… y el corazón lo sabe y tiembla,
por lo que inconscientemente va recogiendo sin orden sus pequeños enseres:
las fuentes, las profundas sequías,
la hiel,
la voz,
la pasión total,
la muerte;

… bandadas de gorriones pasan.

———————————————————————————

ROSAS DE AGOSTO

[… en mi casa de Vecilla de la Polvorosa;

en ella, con cariño]

… esto que estoy mirando es la casa de mi niñez;

[… bien adentro, escuchando, se oyen melodías que viajan
de un lado a otro reverberando y tocando las cosas,
acercándolas, descubriendo su rostro que fue, por un instante]

… éramos muchos en los días hermanos de los días
y mucha la labor, y el bálago, las vueltas de trillo y la nieve en diciembre;
vivíamos aquí, y en torno de la mesa, en el cuarto aquél, nos reuníamos;

… y qué cosas pasan;
inexorablemente sobreviene la ruina
y el polvo se acumula; como la razón, si es que llega a comprenderse
alguna vez este quebrar, este despiece, esta desolación
que a jirones se agolpa y tunde la memoria;

… ríos de vida me devuelven seres y años con que fui feliz
y los mismos ríos me los llevan;
acuden gorriones al declinar la tarde, y, al ensombrecerse el patio, ensombrecen las rosas;
… pienso en ellas, y ya no puedo verlas.

———————————————————————————

EL COMPROMISO

… nadie me resucitará porque tengo el compromiso
de no perder la aurora ni de cesar de correr por el filo de todos los tiempos,
coger un instante vivo
y una
y otra vez,
seguir resucitando, instituyendo un alma/lumbre con mis briznas de hierba y agua;
… sé, sé que he de afrontar la inevitable pérdida de los días hermosos,
cuando acabe y viva a mi hombre de angustia y dentro resista
los pasos terribles del dolor y las horas;
… porque después de todo, lo sepamos o no, qué grande es el esfuerzo
por entibar las cosas que con su ser de agua y fuego nos salvan y sostienen;
… indudablemente es pasmoso y es heroico vivir.

 ———————————————————————————

DESOLACIÓN EN LA CASA DE AIRE

¿ … qué o quién derriba mi casa ?
¿ cómo este viento, este arrebato o temblor que todo lo asuela y hiela como por dentro ?
¿ qué está pasando, que toco el corazón y lo paro como si fuera un río sin calor
y las auroras sufren miedo no sólo a despuntar,
sino también a ser y a diluirse aun ?
… necesariamente he de entrar en mi laberinto y urgir y convocar mis luces, mis espantos y fríos,
pasar por los hondones del umbral que guardo y seguir y seguir,
hasta lograr volver con el bálsamo que alivie las hondas cicatrices de mi alma;
… ah, si un atisbo de luz cayera en mi mano,
ah, si pudiera crecerlo y llenar con él los terribles huecos que va dejando la desolación…
… porque si con una gota de lluvia pudiera redimir el mar y oírme y saber qué ocurre allí,
– donde no puedo entrar –
¿ no lo haría ?
¿ no incendiaría el sol que se me apaga,
y herido por vivir no pararía las horas y rompería los sellos terrestres de la vida hasta hallarla ?
… fuerzas de mi alma ¿ puedo romperlos ?

 ———————————————————————————

TIERRA ABANDONADA

… y ya nadie vendrá aquí, nadie pasará las tardes al sol de los otoños
ni reparará el estropicio del tiempo y del silencio, nadie,
ni nadie recordará que ahí mismo, bajo los ciruelos y los sauces,

engendré a mi hijo;

… el viento pasará ululando en invierno, y hasta los lobos, las cornejas y las nieblas

pasarán heridos de soledad e irán muy lejos,

pues temerán el encuentro con la inmensa angustia que exhalan las piedras rotas,

las puertas, los aleros caídos, la tierra hostil y abandonada;

nadie encontrará la huella del almendro,

nadie el mar,

nadie una senda,

nadie una cruz ni una luz;

… y si este daño ingente resulta en el pecho, sin más, irreparable,

una llaga de amor, atroz y revivida, empuña su dolor y arrasa las palabras.

———————————————————————————

RACIONALIZACIÓN DE LA ALEGRÍA

… acostumbra el dolor;
llega la alegría y la estoy recibiendo con los labios temblando,
como si el cuerpo extrañara, como si la costumbre del dolor
hubiese obviado la irrupción de sucesos hermosos;
… es así que la alegría casi duele, pues con furia se aprieta contra el pecho para hacerse sentir,
para ser reconocida y asumida y de esta forma pronunciarse;
… y son tan pocas las gotas de rocío vivo que van apareciendo en la aridez que soy,
que las cojo y pongo por las grietas del ser cuidadosamente no para que crezcan,
sino para que no mueran;
… todo parece revertir a este momento en que me quedo quieto, escuchando,
como si el leve resplandor que tengo estuviera en peligro, y, con rapidez,
contra un mar taimado de oscuridad e insidia,
tuviera que ordenar las fuerzas para creerlo en mí, amarlo y defenderlo.

———————————————————————————

LOS DÍAS BREVES DE LA VIDA BREVE

… mi pueblo guarda las calles milenarias
que no tuvieron nombre,
sino polvo;
de sus casas cuelga el aroma del tiempo, el del aire,
de los gruesos tapiales, la hondura del cariño,
que con cuánto amor han dado posesión al musgo compañero
y con qué empeño a esta luz, a esta dulzura que todo lo acompasa y lo sosiega;
… yo traigo aquí a mi corazón para escuchar pasar los carros y los bueyes,
y poner a punto las ruedas vivas que lustran la memoria;
… si una calle es el mundo ¿ dónde, dónde hemos puesto tantas, tantas calles
que nunca coincidimos ?
… por mi pueblo, pequeño y solo, desatada del tiempo la mañana cruza;
a dónde irá tan de luz y guadaña, que, al mirarla,
seca la frente, pensativo me deja.

 ———————————————————————————

VIEJAS ESTACIONES

… estos viejos trozos de mi vida,
estas viejas estaciones con sus trenes raídos y varados entre huesos y hollines,
quiero abrirlas,
verlas sin miedo a la desolación y saber con qué vagón o rueda o instrumento
descarrilé un viaje y otro y otro,
y qué tiempo vino a estar conmigo entonces para ejecutar con saña y acritud mi error y mi desastre;
… quiero entrar, sacar de mis vías muertas el don herido,
tocarlo con amor, reconstruirlo;
[guardaré los golpes que jamás resuenan por las calles ni se nombran;
con mis derrotas y fuerzas construiré una brizna de luz y algunas hojas de hierba exacta]
… no, mi vida no se para, y el ojo de la herrumbre no puede detenerla.

———————————————————————————

ACONTECER

… ser útil

y desaparecer;

… las espadas al río, la rosa,
viva;

… quisiera irme tras esta pesadumbre que alberga la tristeza,
y en cambio he de seguir y frotar con fe la brevedad hasta acabarla,
y verla, vencerla acaso;

… aunque, después de todo, marcharme de repente,
me agobia y acongoja tanto aún, tanto…

= = =

8 comentarios »

  1. Ya es de noche y he descubierto tus poemas. Surje tu dirección de intercuento, donde estoy inscrita. Me gusta tu poesía y el humanismo que destila. Espero releerla con más tiempo, pero te anticipo que me parece muy trabajada, sentida y con un fondo lleno de humanismo.
    Yo intento escribir pero tengo que leer mucho más para poderme expresar artiísticamente.
    Saludos y ya seguiremos

    Comentario por concha palafox — 17/11/07 @ 11:05 pm | Responder

    • … Concha Palafox ¿ te dije en su día que muy agradecido por el honor de tu visita a esta tu casa…?; porqaue si no fue así, ahora lo hago, y qte digo, amiga, que vuelvas cuando quieras, el cuadro de lectura se ha ampliado considerablemente con lo mejor que hemos podido incorporar; feliz 2012; un abrazo fuerte; Orión

      Comentario por oriondepanthoseas — 27/12/11 @ 9:51 pm | Responder

  2. Hey amigo,
    volveré a pasar por aquí para seguir disfrutando de estos poemas para constructores de carriles y autopistas hacia el amor…

    “… aunque, después de todo, marcharme de repente
    aún me agobia y acongoja tanto…”

    Felices Fiestas
    y Próspero año nuevo 2008

    Tomás

    Comentario por Tomás — 19/12/07 @ 10:42 pm | Responder

  3. Bueno, aquí estamos otra vez leyendo tus cosas, un placer haber vuelto por estos lares de orión y eso sí, lamentando tener que marcharme de nuevo
    Saludos
    Tomás

    Comentario por Tomás — 22/01/08 @ 5:38 am | Responder

  4. … que la vuelta y la estancia te sean gratas, amigo; estás en tu casa; orión

    Comentario por oriondepanthoseas — 22/01/08 @ 8:05 pm | Responder

  5. Poesía sentida y visceral. Nos gustaría ponernos en contacto con usted. Puede hacerlo a través de nuestro correo: cva_ediciones@orange.es
    Atentamente, La Compañía de Versos.

    Comentario por CVA Ediciones — 10/02/08 @ 4:17 pm | Responder

  6. Hola, amigo Orión, por aquí ha saltado ‘la ranita’ y naturalmente que este lecho de las orillas de la corriente es muy agradable y florece la vida.
    Constructivo es el hombre que crea sentimientos y regala belleza con sus palabras, su movimiento se hace luz en el camino.

    Un abrazo. Elisa.

    Comentario por Elisa (Ranita Azul) — 26/06/10 @ 10:57 am | Responder

    • … hola, estimada amiga A. Elisa Lattke V., es toda una fiesta tenerte por esta casa sabiendo que las “ranitas” piensan y que t lo haces muy bien; espero que si la vida florece junto a esta corriente, no sea la ltima vez que acudas a su solaz, siempre sers bien recibida; es la casa de la amistad y la libertad; un abrazo; Orin

      ________________________________

      Comentario por oriondepanthoseas — 26/06/10 @ 1:45 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.